Cultiva tus propios Brotes y Germinados en Casa

6

No necesitas comprar costosas vitaminas sintéticas, puedes obtener estos nutrientes de una forma mucho más natural y económica.

Aprenda a aproducir granos germinados y brotes en la comodidad de su hogar.

CÓMO GERMINAR:

1. Coloque de una a tres cucharadas de semillas, las más fáciles para empezar son mung, lentejas y arvejas (ver abajo, lista de semillas) en un tarro y cubrir con agua pura, preferentemente sin cloro.

2. Remojar durante una noche (el girasol pelado necesita sólo cuatro horas y el lino, incluso menos tiempo: tres horas).

3. Cubrir el tarro con un trozo de tul y asegúrelo con una banda elástica. Vierta el agua y enjuague bajo el grifo.

4. Coloque el tarro en ángulo en un colador con la boca hacia abajo.

5. Enjuague dos veces al día: por la mañana y por la noche.

6. Los germinados están listos para ser consumidos después de un período variable:

5

  • Berro: después de seis a ocho días.
  • Alfalfa: después de tres o cuatro días.
  • Arroz: después de cuatro a cinco días.
  • Azuki: después de cuatro a cinco días.
  • Sésamo: después de dos o tres días.
  • Girasol sin cáscara: tan pronto como ellos ablandan con agua.
  • Lentejas: después de tres o cuatro días.
  • Trigo: después de dos a cuatro días.

como germinar mung

 

4

En granos germinados el potencial nutricional se desarrolla inmensamente, la liberación de energía, así como una serie de enzimas que facilitan la absorción de los principales nutrientes de los granos por el cuerpo. En el caso de los cereales germinados, aumentan los niveles de ciertos aminoácidos (entre ellos la lisina que es un aminoácido esencial y se encuentra en niveles bajos en cereales sin brotar); también aumentan los niveles de algunas vitaminas (como vitamina C y beta carotenos, antioxidantes) y minerales. El almidón es hidrolizado, aumentando el contenido de azúcar; y las proteínas insolubles se disuelven, mejorando su digestibilidad.

Las semillas al ser germinadas se asemejan más a las frutas u hojas verdes en cuanto a nutrientes, enzimas y digestibilidad.
Los granos germinados son pré-digeridos y se asimilan muy fácilmente por nuestro organismo, estimulan los procesos digestivos y regeneran la flora intestinal.

Propiedades de los Germinados más consumidos

-Alfalfa: completo y más consumido por su agradable sabor. Contiene vitaminas A, B, C, E y K , calcio, magnesio, potasio, hierro, selenio y zinc y los aminoácidos más importantes. Es remineralizante, combate la fatiga y la debilidad.

-Arroz integral: es rico en vitamina B, fósforo, potasio, magnesio, sodio, calcio y silicio. Ayuda a la adecuada conservación de huesos y dientes.

-Avena: la semilla germinada más recomendable para trastornos nerviosos, depresiones y alteraciones del sueño. Contiene vitaminas B y E, proteínas, carbohidratos, fibra , minerales y un alto contenido en silicio, necesario para el desarrollo de las estructuras musculares, cerebrales y nerviosas.

-Berro: muy adecuado para combatir los síntomas de la fatiga primaveral. Alcaliniza y depura la sangre, neutraliza el exceso de toxinas. Regula el metabolismo. Es rico en hierro, fósforo, manganeso, cobre, zinc, yodo, calcio y vitaminas A, B2, E y C.

-Fenogreco: limpiador sanguíneo y renal, se recomienda para levantar el ánimo decaído y para reforzar el organismo. Estimula las funciones digestivas y hepáticas. Otorga un agradable olor al sudor de quienes lo consumen. Contiene abundante fósforo y hierro.

-Garbanzos: son ricos en carbohidratos, fibra, calcio, proteínas, magnesio, potasio y vitaminas A y C. No producen gases durante la digestión

-Guisantes verdes: son ricos en clorofila, proteínas, carbohidratos, fibra,  vitaminas A, B y C, también en magnesio, hierro, potasio, fósforo y zinc. Son adecuados para el crecimiento y la vista.

-Judías: son una fuente excelente de proteínas, vitamina C, A y E y son ricas en minerales.

-Lentejas: ricas en proteínas, vitamina C y B1, tienen hierro, cobre y zinc. Aconsejables en situaciones de estrés y para tonificar el cuerpo en épocas de agotamiento, retrasan el envejecimiento .

-Maíz: alto contenido en magnesio, necesario para conservar la tensión muscular especialmente en el tracto intestinal.

-Mostaza: adecuado para tratar trastornos digestivos como gastritis, enteritis, etc. Rica en vitamina C, proteínas y lípidos.

-Judia Mungo: son ricos en vitaminas A, C, y complejo B.

-Semillas de calabaza: contienen proteínas, vitamina E, fósforo, hierro y zinc.

-Semillas de girasol: ricas en proteínas, grasas insaturadas, vitaminas D, B y E, ácido linoleico ,calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio.

-Rabanito: contiene abundante clorofila , útil para combatir digestiones pesadas y para calmar la tos, es rico en vitamina C y potasio, y tiene buen sabor.

-Sésamo: buena fuente de fibra, proteínas, vitaminas B y E, magnesio, potasio, hierro, fósforo y calcio.

-Soja: es rica de proteínas y vitaminas A, B, C y E, lecitina. Posee ácido fólico, calcio, magnesio y hierro. Es útil en la menopausia, la fatiga y en los cambios de ánimo.

-Soja verde: contiene proteínas que dan lugar al aminoácido metionina, de efecto relajante. Fortalece el sistema nervioso y contribuye a rebajar el exceso de colesterol. Son ricas en vitaminas A, C, hierro y potasio.

-Trigo: es rico en proteínas, magnesio, fósforo y vitaminas B y E. Previene infecciones, remineraliza, regenera las células y sirve para tratar trastornos nerviosos.

3 Responses

  1. JOSE ABDON GARCIA dice:

    Muy bueno, son nutrientes esenciales para nuestra alimentacion, felicidades

  2. Paulina dice:

    Hola,me parecio interesante el articulo
    Pero mi duda es : debo comerlos crudos o cocinados ?

Deja un comentario