Poot Pascal, el francés que cultiva tomates sin agua y está fascinando a la comunidad internacional

Cultivar verduras sin pesticidas, ya sabíamos que era posible, ¿Pero sin una gota de agua?, parecía algo imposible. Sin embargo, esto es lo que Poot Pascal ha logrado… incluso en épocas de sequía. Agrónomos y científicos están asombrados y están estudiando este caso.

Poot Pascal, el francés que cultiva tomates sin agua y está fascinando a la comunidad internacional

Pascal Poot es el agricultor que comenta “ Aquí el terreno es muy rocoso y el clima árido, a punto tal que robles de 50 años son más bajos que una persona”; si bien sus métodos están muy lejos de la agricultura moderna, los cultivos son “hiperproductivos”, naturales y baratos. Por esta razón los científicos creen haber encontrado aquí, respuestas al cambio climático.

Pascal Poot basó sus investigaciones en el hecho de que al contrario de las malezas que crecen tan fácilmente, las hortalizas son tan difíciles de cultivar. “Todo el mundo trata de cultivar sus hortalizas protegiéndolas lo más posible; por el contrario yo las induzco a que se defiendan por sí mismas”, explica Ms.Poot.

Él crea sus propias semillas resistentes a la sequía y las pestes, y este método le permite obtener rendimientos mayores que los de la agricultura tradicional.

En la entrada de la granja de Pascal, aparece un cartel “Conservatorio del Tomate”, allí se encuentran tomates de variado tipo, desde perita amarillo hasta uno Negro de Crimea, todos producen en abundancia, sin agua, agrotóxicos ni fertilizantes, ha logrado hasta 25 kilos por planta.

“Empecé a plantar tomates en este campo lleno de piedras hace 20 años, en ese momento no había una gota de agua. Todo el mundo piensa que si tenemos que sembrar en estas condiciones las plantas mueren, pero esto no es cierto. De hecho, casi todas las plantas sobreviven”.

El resultado, al comienzo fue de tomates pequeños, de tamaño ridículo, “… los vecinos me tomaron por un tonto, cuando guardaba semilla de esos tomates, pero al año siguiente pude cosechar 1 ó 2 kilos por planta, y si esperamos unos años mas ¡eso es grandioso!… Los vecinos comenzaron a ver que tenía más tomates que ellos, entonces la gente comenzó a hablar y los investigadores vinieron a verme” comenta Pascal.

Tiene 52 años pero parece inmortal. Es hijo de campesinos, dejó la escuela a los 7 años, dice ser“completamente autodidacta”, crió ovejas y cultivó castañas, antes de especialisarse en semillas. Mientras siembra las semillas, Pascal revela los detalles de su método: “la mayoría de las plantas que se llaman ahora” malas hierbas “eran plantas que se comían en la edad media, como el amaranto (kiwicha) o el Agropyron repens… Siempre me dije que si hoy en día son tan resistentes es precisamente porque nadie se ocupó de ellas por generaciones y generaciones”

 

 

http://muhimu.es/

Deja un comentario