Cardo Mariano: Propiedades y Beneficios para la salud de la planta que protege al hígado

http://www.webconsultas.com/sites/default/files/styles/encabezado_articulo/public/temas/cardo-mariano.jpg?itok=lbT529ri

Su nombre botánico es Silybum marianum, pertenece a la familia de la alcachofa y la margarita. Es una planta comestible, las hojas tiernas pueden ser consumidas en ensaladas una vez que se haya recortado el contorno para eliminar las espinas, también se puede hacer jugos.
Las propiedades medicinales derivan de sustancias presentes en sus semillas donde el componente biológico más activo es la “Silimarina”, es uno de los “principio activo” más importantes de esta planta.
Protege al hígado de la acción de compuestos que normalmente resultan tóxicos,.actúa como un desinfectante natural. La Silimarina estimula la síntesis de proteínas en el hígado, por tal motivo es un regenerador de las células del mismo.
Hasta el momento todas las investigaciones realizadas han demostrado que esta planta desintoxica, desinflama y protege al hígado, protegiéndolo de severos daños, como ser, la hepatitis y hasta la cirrosis leve.
Otra manera de proteger al hígado es estimular la producción de una sustancia llamada “Glutatión”, una enzima presente en el hígado que desintoxica a las células vivas y neutraliza los radicales libres, actúa como un poderoso antioxidante, sobre todo en combinación con el Selenio.

http://mejorconsalud.com/wp-content/uploads/2014/04/cardo-mariano-PescalunePhoto.jpg
La actividad antioxidante de la Silimarina es más potente que la vitamina E.
Quedó demostrado que mantener óptimos niveles de esta enzima seria la clave para una buena calidad de vida. El cardo mariano promueve el incremento de esta sustancia en un 35% en el hígado, en el estómago y en los intestinos, además fortalece las membranas externas de las células para que las toxinas no ingresen a ellas.
Generalmente relacionamos a la diabetes solamente con el páncreas y la insulina, pero el hígado cumple una gran función en la regulación del azúcar en la sangre, pues transforma la glucosa y la amacena para cuando sea requerida. Si el hígado está severamente dañado por el alcohol o excesivas toxinas, no podrá regular el azúcar en la sangre, predisponiendo a la diabetes…Y aquí el Cardo mariano también actúa previniendo la aparición de la diabetes.
El cardo mariano mantiene el flujo biliar, interfiere en el desarrollo de la cirrosis. Disminuye la formación de cálculos en los riñones. Estimula el crecimiento de células nuevas y permitiendo que las dañadas se regeneren.
Recientes estudios científicos le confieren al cardo mariano el poder de combatir al cáncer: puede detener el desarrollo de células cancerígenas, no las mata sino que hace que se comporten como células normales. También protege a los riñones de los efectos dañinos producidos por la quimioterapia.
Advertencia:
El cardo mariano no es una planta tóxica pero al tener espinas puede provocar dermatitis por contacto. También tiene un efecto hipertensor, por lo tanto precaución para los hipertensos. Aunque sea natural, siempre es necesario ser prudente..
En general es una planta muy importante que ayuda a mantener saludable y fuerte a todo el organismo.
Por esta razón, al Cardo mariano se la llama: “planta inteligente”…

Cecilia Meyer
Investigadora de la Nutrición natural

Deja un comentario