Otro ejemplo de que sí se puede: Instituto Terra

El Instituto Terra de Minas Gerais, fue fundado por Sebastião Salgado y su esposa, Lelia, en 1998. La finca, transformada en una Reserva del Patrimonio Natural tiene como objetivo restaurar los bosques nativos y aguas de toda la zona.

Con una superficie total de 710 hectáreas, la cría de ganado, que había llegado a ser de hasta 1.200 cabezas, degradó completamente el suelo. En 10 años se recuperó el bosque nativo. Revivió la mata atlántica, con semillas de la región, en primer lugar con la ayuda de los niños de las escuelas públicas y, a continuación, con la formación de una estructura de soporte técnico conjunto, que ahora incluye un vivero de plantas nativas, la escuela de educación ambiental, la escuela de formación de técnicos en el medio ambiente, además de apoyar a los agricultores y asociaciones de agricultores.

finca salgado

Finca antes

Finca hoy

La Granja Bulcão hoy se considera un parque que cada uno puede visitar, aprender, tomar plantones de árboles nativos de sus tierras y, más importante aún, se ha convertido en un foco permanente de difusión de la conservación del medio ambiente a través del programa de extensión tecnológica, asesorando a los agricultores y a través del programa de educación para jóvenes y niños,  que difunde los beneficios de la conservación de los bosques y las aguas, creando conciencia ambiental.

De dónde viene la idea?

Sebastião Salgado cayó enfermo profundamente durante su proyecto fotográfico Éxodo. Su alma estaba enferma, que se moría de la desesperación de todo el horror que vio en el mundo.

Las vueltas que da la vida llevó Sebastião Salgado, harto de tantas guerras, a hacerse cargo de la granja de su padre. La tierra reseca, comida por la erosión de los animales de pastoreo por tantos años, la tierra compactada de las pisadas.

Replantando, cultivando, se recuperó de la tierra, los bosques, la naturaleza. Y los animales regresaron. Y la gente revivió. Y él, el fotógrafo social, guerrero y aventurero también revivió, recuperó su creencia de que siempre es posible hacer algo. Y lo hizo.

En sus palabras : “Podemos recuperar la parte destruida para construir la modernidad, la sociedad de confort en la que vivimos. Este mundo de confort es posible, pero hay que modificar ligeramente nuestro comportamiento para que sea más sostenible. Tenemos que hacerlo de nuevo. Principalmente los bosques, que tienen que volverse a sembrar. Esto lo podemos hacer juntos “.

Los niños hicieron la primera plantación de plantones donados. Ahora hay uno de los mayores viveros de selva tropical.

 

Qué hace el Instituto Terra?

2.5 millones de árboles plantados, más de doscientas especies diferentes, recomponen el bosque original.

El proyecto inicial fue ampliado a la educación sostenible, diseño ambiental, técnicas sostenibles, e incentivos para la recuperación de la región.

El Instituto de la Tierra mantiene un vivero con una capacidad de 700 mil plántulas de especies para la replantación en la región y produce 293 especies que se introducen en los ecosistemas de la región, con un potencial de producción de 1 millón de plántulas.

También existe un programa de desarrollo sostenible para la región destinada a la formación de técnicos expertos en el medio ambiente, las clases de educación ambiental y el apoyo técnico de todos los que quieren su ayuda.

Talar un bosque es rápido, replantar y conseguir el establecimiento puede tomar muchas décadas o incluso siglos.

Sacaron el ganado, cercaron la zona e invirtieron mucho trabajo y dinero, la solidaridad.

Perdieron mucho, aprendimos mucho. En el primer año la pérdida fue del 60% de las plantas de semillero en el segundo, 40%, y luego se mejoró, dijo Lelia llena de alegría.

La región no tiene un mercado firme para la compra de semillas adecuadas por lo que el Instituto de la Tierra formó un equipo de recolección de semillas en el bosque nativo dentro de un radio de 200 km en los alrededores.

¿Alguna vez ha pensado cuánto cuesta para recuperar el bosque? De acuerdo con el agrónomo jefe del Instituto de la Tierra, el costo llega a 7.000 reales por hectárea. Pero hoy en día el bosque ya tiene capacidad de regeneración en gran parte del territorio.

El Instituto de la Tierra es apoyado por fondos de particulares, empresas y proyectos. Los principales proveedores de fondos del instituto están en Italia, España y los Estados Unidos, suministrando el 80% de los fondos .

15 años más tarde – la tierra late nuevamente

Los brotes creciendo, el bosque ya no necesita nuestro apoyo, ya cuenta con su fuerza natural.

Los animales vuelven. Hoy en día hay de todo: mono barbudo, el halcón, canario, el oso hormiguero, incluyendo anfibios, reptiles, aves y mamíferos de más de 180 especies.

elhorticultor.org

 

Deja un comentario