Algunos preparados para mantener el control de plagas en la huerta

Algunos preparados para mantener el control de plagas en la huerta:

Cuando hablamos de insecticidas en el marco de cultivos orgánicos, nos referimos a preparados con “Sustancias naturales”, estos repelentes, más bien actúan como perturbadores fisiológicos manteniendo las poblaciones de las plagas en niveles tolerables para evitar el desequilibrio ecológico, como sucede con el uso de los “otros” insecticidas. Un programa de control comienza con la “asociación” de plantas estratégicas para no transgredir las leyes naturales. En una huerta orgánica bien organizada, ayudando a la naturaleza a hacer su trabajo, no existirán mayores problemas de plagas.

organic garden photo

Hay cuatro maneras o técnicas para preparar insecticidas naturales:

-Purin fermentado: Las plantas se colocan en bolsas permeables adentro de un recipiente con agua de lluvia. Se cubre el recipiente, pero permitiendo que circule el aire; se lo revuelve todos los días hasta que se note un cambio de color y su olor es muy desagradable. Esto ocurre en una o dos semanas. Se aplica diluido, en especial si se lo hace sobre el follaje.
Infusión: Se colocan las plantas frescas o secas en agua hirviendo y se las deja durante 24 horas.
Decocción: Los materiales vegetales se dejan en remojo durante 24 horas, luego se los hierve 20 minutos, se cubren y se dejan enfriar.
Maceración: Se colocan los vegetales frescos o secos en agua durante no más de 3 días. Algunos preparados y aplicación.
Purín fermentado de artemisa: Se usan las hojas y flores a razón de 300g por litro de agua. Se aplica sin diluir, en primavera sobre las partes afectadas de la planta. Efectivo contra las hormigas negras y pulgones. Con esta misma planta se puede hacer una infusión y sin diluir se aplica en primavera y otoño para combatir los ácaros. En forma de decocción, es ideal para combatir la mosca de las zanahorias.
Purín fermentado de cebolla y ajo: puede ser solo o combinados; se usan los bulbos y hojas a razón de 500g X 10 L de agua, se aplica sin diluir alrededor de los árboles y plantas que son atacadas por todo tipo de insectos, en especial contra la mosca de la zanahoria. Protege contra enfermedades criptogámicas.
Purín fermentado de ortiga: Se utilizan las hojas a razón de 1kg x10L de agua, se puede aplicar a las plantas durante todo el año, estimula el crecimiento y previene enfermedades criptogámicas.
Infusión y decocción de manzanilla: Se usan 50 g de flores secas, se aplica sin diluir durante el verano. Protege las semillas y defiende a las plantas de hongos e insectos chupadores.
Infusión de cáscara de cebolla: Se separan las cáscaras o piel de 3 cebollas a las que se le agrega un litro de agua caliente. Se deja reposar durante 24 horas. Ahuyenta pulgones y controla hongos.
Decocción de Cuasia: Se prepara hirviendo 150g de virutas de madera en 10 L de agua, agregándole 250 g de jabón común rallado. Se aplica sobre las plantas en época de primavera y otoño. Especial contra los pulgones y otros insectos.
Infusión de ajo: Se machacan 70g de ajos en 10 L de agua, se utiliza a comienza de la primavera, sin diluir, aplicándoselo 3 veces con un intervalo de 3 días repitiendo la aplicación antes de la cosecha, sobre plantas y suelo. Inhibe el desarrollo de enfermedades criptogámicas y muy efectivo contra ácaros y pulgones.
Decocción de cola de caballo: en 10 L.de agua se hierve 1 kg de cola de caballo durante 20 minutos luego de enfriado, se agrega 1% de silicato sódico para elevar la adherencia. Es fungicida e insecticida contra muchos tipos de insectos. Se aplica cuando aparecen los primeros síntomas de enfermedades de hongos en las plantas. Maceración con semillas de paraíso: Se muelen 100g de semillas + 200g de hojas en un litro de agua, dejar reposar 8 horas. Pulverizar las plantas por la mañana o al atardecer. Es repelente de insectos.
Purín fermentado con frutos de paraíso: Se machaca y macera en agua 100g de frutos durante 10 días. Luego preparar medio litro de dicho fermento y volver a diluir en 5 o 10 litros de agua (depende los casos), y así, Con este fermento regar el suelo para combatir las hormigas, los gusanos y hasta las babosas. Como el paraíso es muy tóxico, proteger muy bien a las mascotas…
También en caso de hormigas se puede mezclar pimienta blanca y agua en partes iguales, pulverizar y pintar los troncos de las plantas. Otro recurso que tenemos contra las hormigas, es el arroz, colocar alrededor de las plantas y en el sendero que ellas arman, llevan el arroz al nido, allí fermenta eliminando los honguitos.
Infusión de ruda + salvia: ideal para combatir pulgones, cochinilla y mosca blanca.
Infusión de lavanda: Es fungicida, repele todo tipo de insectos.
Infusión de ajenjo: Para combatir gorgojos, ácaros, pulgones y orugas.
Ceniza de maderas aromáticas: Se esparce en tablones o canteros, repele chinches, orugas y pulgones. Preparado de agua jabonosa con tabaco: Combate pulgones, ácaros y oruga.
En los últimos tiempos, los cultivos orgánicos han resurgido de una nueva actitud de consciencia del hombre frente a la naturaleza, comprendiendo la función del sistema desarrollando metodologías participativas, ecológicas y no meramente “fabril” y de explotación económica. Es de suma importancia analizar la situación y decidir las estrategias a usar para preservar la integridad del sistema: Seleccionar asociaciones adecuadas. Planificar una ordenada rotación. El ecosistema de una huerta debe estar en equilibrio y ser dinámico.

elhorticultor.org
Cecilia Meyer
Investigadora de la Nutrición natural

Deja un comentario