El primer tren solar del mundo ya funciona en Australia

Ha comenzado a circular el primer tren solar del mundo por una línea ferroviaria en desuso en Byron Bay, Australia.

La compañía ferroviaria de Byron Bay ha instalado paneles solares en el techo de un viejo tren.

Cubriendo el tejado con módulos fotovoltaicos ligeros y flexibles, con una potencia total de 6,5 kW potencia suficiente para mover el peso, incluido el sistema de baterías (77 kWh) a bordo de los vagones. La mayor parte de la energia será aportada por la central solar fotovoltaica de 30 kWp construida a lo largo del trazado de la vía del tren fotovoltaico.

 

Luego de que la comunidad local se opusiera a la propulsión a diésel, se buscó una forma más sostenible de poner en marcha el proyecto.

En caso de fallo en el sistema de accionamiento eléctrico, uno de los dos motores diésel originales (y aún totalmente funcional) ha quedado a bordo y se utilizará como reserva de emergencia