LA “ROSELLA” o “HIBISCO” o “FLOR DE JAMAICA” Propiedades y usos medicinales

LA “ROSELLA” o “HIBISCO” o “FLOR DE JAMAICA”:

Esta planta es originaria de África, pertenece a la familia de las Malváceas. Crece en climas cálidos. La rosella tiene muchas variedades, pero la que se cultiva en nuestro país es la Hibiscus sbdariffa, que contiene gran cantidad de ácidos vegetales.
Es una planta que crece con gran facilidad y no requiere suelos muy ricos en nutrientes, además resiste las sequías. La rosella o flor de Jamaica es una buena alternativa para el pequeño productor, ya que cada planta provee muchas flores (no es fruto). Lamentablemente es muy poco aprovechada, debido a que se desconocen sus propiedades para el consumo y la industria.


Esta planta es popular en la preparación de mermeladas, jalea, jugos, infusiones..
Sus propiedades medicinales:
-Una de las propiedades medicinales más importantes de la rosella, es su poder de dilatación de los vasos sanguíneos, ayudando a bajar la presión.
-Posee abundante vitamina C.
-Es diurético, desintoxica las vías urinarias.
-combate el colesterol y la tensión arterial.
Ultimos estudios científicos han demostrado que la “flor de Jamaica o rosella” puede controlar la glucemia. Reduce la actividad de la enzima intestinal alfa-glucosidasa, disminuyendo la absorción de glucosa por parte del intestino, evitando su pasaje a la sangre. De esta forma baja la glucosa después de comer.
La Rosella en la agricultura:
Cuando se establece un cultivo con miras a la comercialización, se deben seleccionar las plantas que tienen los cálices de color más oscuro, porque tendrán mayor rendimiento en la coloración de los productos. Las semillas se secan a la sombra y se guardan hasta la siembra (época de verano).
El poder germinativo es de un 90%, aunque estén almacenadas durante 10 meses. Se siembran en almácigos y cuando el plantín tiene 15 a 20 cm se trasplanta.
También se puede hacer la siembra directa, en ese caso se coloca unas 4 semillas en cada hoyo; a los 3 días ya se produce la germinación. La distancia entre las plantas debe ser de 1 metro cuadrado.
Es conveniente combinar la rosella con el maíz, para tener un mejor rendimiento de la parcela y evitar la producción de yuyos. El ciclo vegetativo de la rosella es de unos 5 meses, con lo cual se da la oportunidad de combinarla con otros cultivos de ciclos más largos.
Si bien resiste las sequías, debemos prestarle mayor atención en los primeros meses de crecimiento y brindarles agua por medio de riego, para asegurar una mayor producción y mejor calidad de cálices.
Cecilia Meyer
Investigadora de la Nutrición Natural.