Alquila los patios delanteros de sus vecinos y Produce alimentos orgánicos con ganancias exuberantes

Algo bueno está creciendo en Florida, Estados Unidos, gracias a Jim Kovaleski, agricultor urbano que cultiva algunas de las verduras más frescas en patios delanteros.

Estudió paisajismo ornamental y luego se interesó por la permacultura. Los patios delanteros que atiende en Florida están plantados en hermosas hileras de lechugas en picada frente a racimos más altos de brócoli chino y zanahorias, ajo verde y nabos hakurei, entre otros.

Todo esto comenzó hace unos cinco años cuando la ciudad de New Port Richey aprobó leyes que permiten a las personas cultivar en el patio delantero.

A nivel local, Kovaleski es conocido como un gurú de la jardinería urbana y ha usado su voz y experiencia para educar a otros sobre el movimiento y cómo poder unirse.

La agricultura es una forma de vida para Kovaleski. Nutrir los alimentos desde la semilla hasta el mercado y la mesa es una forma de vida. El sustento personal está en el centro de todo esto; la capacidad de alimentarse a sí mismo y a los demás y aprovechar ese regalo para enseñar a otros cómo cultivarse ellos mismos, incluso si viven en un desierto de alimentos o en una pequeña parcela de tierra en la ciudad.

«Es un trabajo duro», dice, y señala que dedica de 60 a 70 horas a la semana en el momento culminante. «Pero para mí también lo es estar sentado frente a una computadora». «Es una forma de vivir. Si vives con sencillez «.

Está en Florida de octubre a mayo. El resto del año, acampa a la vista del océano en Maine. En tierras que no posee y ni siquiera alquila, corta 2 hectareas para los terratenientes con una guadaña de mano y cultiva 2000mt2 de calabaza, ajo y otras verduras.

“Cuando realmente se pone en marcha, esto ayuda a alimentar a 50 familias”, dice. Kovaleski vive literalmente de la tierra durante todo el año.

Hace aproximadamente un año comenzó a realizar reuniones periódicas abiertas al público y centradas inicialmente en el diseño urbano.

El objetivo es dotar a la ciudadanía de un mejor conocimiento sobre el diseño urbano. Ha ampliado los temas para incluir la agricultura urbana y el desarrollo económico.

«Es un movimiento creciente en todo el país y en todo el mundo. No me di cuenta de cuánta comida puede salir de un pedazo de tierra tan pequeño», dijo Kovaleski.

Kovaleski usa tres casas para cultivar comida. Su primer espacio, Freedom House, está al final de la calle. Ahí es donde clasifica y limpia las verduras.

Una vez a la semana, la biblioteca pública se transforma en «Sabroso Martes», un mercado de agricultores iniciado por Kovaleski y la bibliotecaria local.

La Biblioteca Pública de New Port Richey es la primera en Florida en albergar una biblioteca de semillas, debutó en 2014. Los bibliotecarios catalogan las semillas y brindan literatura para que las personas cultiven plantas de manera efectiva, con miles de semillas en circulación en cualquier momento.

Pero para Kovaleski hay más en el mercado que ganar dinero. Se trata de ofrecer algo que el dinero no puede comprar.

«Muerden algo y prueban el sabor y la vitalidad que proviene de la comida real. comúnmente no obtenemos mucha comida real», agregó.

Ahora los residentes de New Port Richey pueden obtener comida de verdad, directamente desde el patio delantero.

Al menos 10 veces al día, un automóvil o un autobús turístico se ralentiza y los curiosos disfrutan de la belleza de lo que se conoce como Garden District.

Estas verduras son anómalas, y la mayoría de los municipios prohíben expresamente la horticultura en el patio delantero, limitando las plantaciones sin cobertura del suelo a árboles y arbustos, flores y accesorios de jardín ornamentales. En San Petersburgo, los propietarios infringen el código si el césped mide más de 10 pulgadas.

«Se trata de la percepción que tiene la gente de la belleza», dice Kovaleski. «Veo belleza en abundancia. Una bolsa de lechuga de $ 4 usd, se siente más valiosa (que otros tipos de jardinería)».

En estos días, Kovaleski se gana la vida con lo que cultiva y su bolsillo a veces se llena de $ 500 usd en billetes pequeños. Él atribuye el éxito del mercado a la subdirectora de la biblioteca Ann Scott.

 

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.

Entradas recientes

Estudiante crea Pigmentos Ecológicos hechos con desechos de vegetales

Nicole Stjernswärd, quien estudió ingeniería de diseño en el Royal College of Art y en…

abril 16, 2021

Este hombre de 93 años construyó su propia catedral con materiales reciclados

Una enorme catedral de altas torres y una magnífica cúpula se levanta lentamente en el…

abril 11, 2021

1 millón de jardineros plantan flores y crean una red global para salvar a las abejas

Si más de nosotros tuviéramos real dimensión de la incidencia que tiene la polinización en…

abril 9, 2021

Familia colombiana crea cuero Vegano, sostenible y biodegradable hecho con suculentas

A medida que nos volvemos más conscientes de los desafíos que enfrenta nuestro mundo, muchos…

abril 9, 2021

Este hombre de 71 años Convirtió un basural en un hermoso bosque

Hace unos 26 años, Sehmus Erginoglu, de 71 años, decidió hacer algo sobre una zona…

abril 5, 2021

Champú sólido y Ecológico, la apuesta de Camilo para reducir los plásticos de un solo uso

Montesol surge como una marca de aseo personal y cosmética masculina en el 2018, pensando…

abril 5, 2021

Esta web usa cookies.