El Parlamento de Austria aprobó el martes una prohibición total del glifosato por sus efectos cancerígenos, convirtiéndose en el primer país de la Unión Europea en tomar esta decisión.

 

Otros países de la UE han aprobado prohibiciones parciales de glifosato, desarrollado por Monsanto, propiedad de Bayer, aunque Francia ha rebajado sus ambiciosa prohibición, destacando su utilidad en la agricultura. Austria ha desarrollado la agricultura ecológica más que otros estados miembros de la UE.

Austria prohíbe el uso del controvertido herbicida glifosato por su posible efecto cancerígeno

“La evidencia científica de un efecto cancerígeno del herbicida es irrefutable, por lo tanto, estamos solicitando una prohibición total del glifosato en aras del bien común para prohibir este veneno de nuestro entorno”, defendió la líder del SPÖ Pamela Rendi-Wagner.

La iniciativa socialdemócrata recibió el respaldo del partido ultraderechista FPÖ, de los liberales Neos y de la lista progresista Jetzt, mientras que el partido popular ÖVP votó en contra.Los populares, en tanto, calificaron la iniciativa como «populista» y «una bofetada para todos los agricultores que usan esta sustancia de forma correcta» y la organización medioambiental Greenpeace habló de un «histórico éxito».

El glifosato fue desarrollado por Monsanto bajo la marca Roundup. Ahora está fuera de patente y se comercializa en todo el mundo por otros grupos químicos, incluidos Dow Agrosciences y BASF de Alemania.

Las preocupaciones sobre su seguridad surgieron cuando una agencia de la Organización Mundial de la Salud concluyó en 2015 que probablemente causaba cáncer. Bayer, que adquirió Monsanto el año pasado, dice que estudios y reguladores han considerado que el glifosato y el Roundup son seguros para el uso humano. La compañía enfrenta juicios por reclamos de que el producto causa linfoma no Hodgkin.

También te puede interesar:  Científicos descubren herbicida natural que puede sustituir a glifosato

Austria tiene la mayor proporción de tierras agrícolas orgánicas en la Unión Europea: aproximadamente el 23%, muy por encima del promedio de la UE del 7%, según los datos de la UE para 2017, y sus paisajes de montaña prístinos son uno de sus mayores atractivos turísticos.

La prohibición podría violar la legislación de la UE, ya que la Ordenanza de Protección de Plantas de la UE autoriza el uso de glifosato hasta finales de 2022. La Comisión Europea tendrá que pronunciarse.

Los expertos en Austria advierten que la prohibición adoptada podría ser contraria a la legislación europea, que permite el uso del glifosato a nivel comunitario hasta finales de 2022.Austria, está en un período parlamentario de transición hasta las elecciones generales anticipadas del 29 de septiembre, con un gobierno de expertos y sin mayorías fijas en la Cámara, según indica un cable de EFE.

 

El glifosato está presente en los herbicidas fabricados, entre otros, por Monsanto, Syngenta o Bayer. Los «estudios» sobre las consecuencias del glifosato difieren ya que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) juzgó como «improbable» que el glifosato fuera cancerígeno.

Fuentes:

Bio Eco Actual

Telam