Científicos estiman que el 70% de la producción de oxígeno en la Tierra proviene del océano

Las selvas tropicales son responsables de aproximadamente un tercio del oxígeno de la Tierra, pero la mayor parte (70%) del oxígeno de la atmósfera es producido por plantas marinas.

¿Cuándo fue la última vez que pensaste en tu respiración? Toma un respiro ahora mismo y piensa en ello. Es posible que ya sepa que proviene de organismos foto-sintéticos como las plantas. ¿Pero sabías que la mayor parte del oxígeno que respiras proviene de organismos en el océano?

Así es, más de la mitad del oxígeno que respira proviene de foto-sintetizadores marinos, como el fitoplancton y las algas. Ambos usan dióxido de carbono, agua y energía del sol para producir alimentos por sí mismos, liberando oxígeno en el proceso. En otras palabras, realizan la fotosíntesis. Y lo hacen en el océano. 

En cierto modo, también le debemos al océano todo el oxígeno que proviene de las plantas terrestres, porque las plantas terrestres evolucionaron a partir de algas marinas verdes. Si hubiera una carrera para poner oxígeno en la atmósfera, el océano tendría una gran ventaja.

Pero la larga historia de fotosíntesis del océano nos importaría muy poco si no fuera por los fotosintetizadores que viven en él hoy. De estos, el más impresionante es otra cianobacteria llamada Prochlorococcus. Se estima que es más abundante que cualquier otro fotosintetizador del planeta y es responsable de producir el 20 por ciento del oxígeno de la atmósfera. Una de cada cinco respiraciones se lo debe a Prochlorococcus. Quizás tan sorprendente es el hecho de que los científicos solo descubrieron este fotosintetizador súper abundante en 1988.

Recuerde que la luz solar es necesaria para la fotosíntesis. Eso significa que todos los fotosintetizadores marinos tienen que vivir en lo que los científicos llaman la «zona fótica», la capa en la parte superior del océano que está iluminada por la luz solar. La zona fótica se extiende hasta unos 200 metros por debajo de la superficie del océano, pero es difícil ponerle un límite de profundidad, porque los fotosintetizadores siguen llevando la fotosíntesis más lejos de lo que creíamos posible.

Ya sea que hayan evolucionado más temprano, que hayan realizado la fotosíntesis más o que habiten más profundamente, los fotosintetizadores marinos son indispensables para nuestra supervivencia. Si no estuvieran presentes, no estaríamos respirando.

Entonces, estos estudios científicos nos dejan un claro mensaje, el oceano sano es vitál para la vida y el bienestar, de esta manera, la protección, cuidado y restauración del océano es indispensable.

El acceso a esta información es clave para crear conciencia sobre el impacto directo que tiene el océano en nuestras vidas, y la vida del planeta. ¡No dudes en compartir!

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.

Entradas recientes

Estudiante crea Pigmentos Ecológicos hechos con desechos de vegetales

Nicole Stjernswärd, quien estudió ingeniería de diseño en el Royal College of Art y en…

abril 16, 2021

Este hombre de 93 años construyó su propia catedral con materiales reciclados

Una enorme catedral de altas torres y una magnífica cúpula se levanta lentamente en el…

abril 11, 2021

1 millón de jardineros plantan flores y crean una red global para salvar a las abejas

Si más de nosotros tuviéramos real dimensión de la incidencia que tiene la polinización en…

abril 9, 2021

Familia colombiana crea cuero Vegano, sostenible y biodegradable hecho con suculentas

A medida que nos volvemos más conscientes de los desafíos que enfrenta nuestro mundo, muchos…

abril 9, 2021

Este hombre de 71 años Convirtió un basural en un hermoso bosque

Hace unos 26 años, Sehmus Erginoglu, de 71 años, decidió hacer algo sobre una zona…

abril 5, 2021

Champú sólido y Ecológico, la apuesta de Camilo para reducir los plásticos de un solo uso

Montesol surge como una marca de aseo personal y cosmética masculina en el 2018, pensando…

abril 5, 2021

Esta web usa cookies.