Cómo cosechar, preparar y comer Tuna

La fruta del cactus, llamada Tuna es muy dulce y se puede comer cruda, directamente de la planta. Dependiendo del nivel de madurez, pueden variar desde un poco dulce hasta un almíbar súper dulce.

La tuna tiene muchos beneficios para la salud. Es una buena fuente de calcio, magnesio, potasio, hierro, aminoácidos, vitaminas A y C, fibra, carotenoides y antioxidantes. También tiene propiedades antivirales y antiinflamatorias.

Identificando y cosechando la fruta de cactus:

La fruta del cactus crece en los bordes de las almohadillas planas del cactus y tiene forma de pera. Pueden variar en color de verde (menos dulce) a rojo (muy dulce) y tonos anaranjados en el medio. Las pequeñas manchas que ves en ellas no son espinas, sino que están cubiertas de glándulas que son como pequeñas astillas que pueden pegarse en tu piel y son muy dolorosas y difíciles de ver. Al recoger una fruta de nopal, debe proteger sus manos. Puede usar guantes gruesos o una toalla vieja doblada en un par de capas. Seis toallas de papel apiladas juntas también deberían funcionar bien. Use los guantes o toallas para agarrar la fruta y gírela suavemente. Las frutas más verdes requerirán un agarre más firme y más torsión, y las frutas más maduras saldrán inmediatamente con muy poco esfuerzo. Coloque las frutas en un tazón o canasta. No toque la fruta sin protección.

Advertencia: No coma tuna si está embarazada o amamantando, o si va a someterse a una cirugía dentro de las próximas dos o tres semanas.

Preparando la fruta del cactus:

Usando un tenedor para mantener la fruta estable, retire suavemente la piel de la fruta con el cuchillo. Si la fruta está realmente madura, la piel se caerá fácilmente con solo unos suaves empujones. Una vez que la piel se despega de ambos lados, puede agarrar la fruta con seguridad para sacarla del fondo sin tocarla. Coloque la fruta en un plato limpio. Use su tenedor para mover la piel desechada a un lado. Repite con todas tus frutas.

Jugo de Tuna:

Mi preparación favorita es jugo de tuna. Después de preparar la fruta, córtela en rodajas, colóquela en la licuadora, apenas cúbrala con agua y mezcle durante 10-20 segundos. Colar el líquido para eliminar las semillas y servir sobre hielo. La adición de albahaca o menta es una buena combinación.

Ingredientes:

3 tunas, rojas, grandes
1 taza de agua
½ taza de jugo de naranja recién exprimido
1 cucharadita Jarabe de agave o algún endulzante si es necesario.

Fuente: https://www.thespruceeats.com/

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.

Entradas recientes

Cadena de supermercados cambiará envases plásticos por 100% Compostables o reciclables

ALDI se convierte en la primera tienda de comestibles en prometer cambiar envases plásticos a…

noviembre 24, 2020

Greta Thunberg donará premio de 1 millón de euros a causas ecológicas

Greta Thunberg donará 1 millón de euros de un nuevo premio que ha ganado, a…

noviembre 23, 2020

Hay esperanza! Suizo desarrolló una técnica que regenera la tierra degradada

Ernst es un agricultor e investigador suizo con más de 40 años de experiencia y…

noviembre 21, 2020

En Nueva Zelanda la selva tropical tiene los mismos derechos que sus ciudadanos

Te Urewera, una de las selvas tropicales más aisladas del país, fue el primer recurso…

noviembre 19, 2020

Pueblos originarios están reforestando los Andes

En lo más alto de Sudamérica encontramos bosques del género Polylepis, en una franja de…

noviembre 17, 2020

Método efectivo y ecológico para que las hormigas abandonen nuestro Huerto

𝐂𝐨𝐧𝐭𝐫𝐨𝐥 𝐛𝐢𝐨𝐥𝐨́𝐠𝐢𝐜𝐨 𝐝𝐞 𝐡𝐨𝐫𝐦𝐢𝐠𝐚𝐬: Muchos ya conocen que los cítricos generan el hongo Penicillium. Se…

noviembre 16, 2020

Esta web usa cookies.