Cuando éramos niños, sufrir las contusiones era algo normal, llorábamos a la hora del dolor y hasta nos enfadamos por no poder jugar hasta recuperarnos bien. Los hematomas entonces, no entorpecían en nada, por el contrario, eran marcas temporales de una infancia en movimiento.

La lesión sin corte causada por un trauma directo en los tejidos blandos, provocando edema y equimosis, un sangrado en el tejido subcutáneo, originado por el rompimiento de vasos sanguíneos y el hematoma es una acumulación de sangre en un órgano o tejido causada por traumatismo o otras causas.

La forma del hematoma comienza rojizo o azulado, debido a la extravasación de sangre en el tejido cutáneo y cambia la coloración, conforme va sanando. Hay plantas medicinales que pueden ayudar a aliviar el dolor del trauma y hacer más rápido la curación. Vea ahora los consejos importantes de plantas eficaces para estos problemas y cómo utilizar cada uno.

Té de Árnica

La árnica (Arnica montana) o también llamada Dórico de Alemania y Clavo de los Alpes, es una planta que promueve alivio inmediato de los dolores por contusiones y heridas; tiene alto poder de cicatrización y combate hemorragias leves.

Tiene acción anti-inflamatoria, antiséptica, es analgésica, tónica y estimulante. La árnica tiene sustancias orgánicas que curan los vasos sanguíneos rotos en varias capas de la piel, situación normal con el paso de la edad independiente de sufrir contusiones.

Usted necesitará:

  • 250 ml de agua hirviendo
  • 1 cucharadita de flor de arnica

Preparación:

Coloque las flores en el agua hirviendo, cubra el recipiente y deje reposar durante 10 minutos. Cuele la infusión y aplique en la región afectada con algodón o paño limpio. Sirve para heridas, arañazos y contusiones.

¿Cómo curar hematomas, contusiones y dolores?

La árnica ayuda en el tratamiento de hematomas, dolores y contusiones

Pomada de árnica

Usted necesitará:

  • 1 cucharadita de cera de abeja
  • 45 ml de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de flores y hojas picadas de árnica

Preparación:

Poner una olla ingredientes en una sartén y colocar al baño maría (baño de agua hirviendo) durante unos minutos. Después, deje reposar un poco para mezclarse bien. Antes de enfriar el cojín, colocar el líquido en un recipiente limpio y seco con una tapa que se mantenga siempre en lugar seco, aireado y oscuro. Sirve para dolores después de contusiones y hematomas.

Tintura de árnica

Usted necesitará:

  • 1 cucharada de hojas secas de arnica
  • 100 ml de alcohol 70% para no arder

Preparación:

Ponga las hojas secas en una lata de vidrio con una tapa. Añada el alcohol y cierre el recipiente; deje cerrado de 2 a 3 semanas. Para usar, mezcle una gota de la solución con 4 gotas de agua, aplique en el área afectada de 3 a 4 veces al día con algodón o paño limpio. Sirve para hidratar los hematomas y aliviar el dolor causado por golpes.

Puede tener efectos secundarios:

Puede causar una erupción cutánea, dermatitis vesicular (blister con rompe un pequeño líquidos, goteando bajo la piel). La ingestión de la árnica en forma de té puede provocar problemas digestivos, alucinaciones, arritmia, debilidad muscular, vértigos, colapso, vómito y náuseas y en casos extremos, hasta la muerte.

Contraindicaciones:

No debe ser utilizado durante el embarazo, ya que tiene acción abortiva, tampoco durante la lactancia, ni personas con problemas hepáticos, ni niños menores de 3 años.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene acción anti-inflamatoria, depurativa, alivia dolores y cura heridas.

Preparación:

Tomar una gasa de algodón o un paño limpio y húmedo con vinagre de manzana y pasar a la zona de hematomas con un masaje rápido. Hazlo varias veces al día, eso va a estimular la circulación de la piel para diluir la sangre concentrada allí.

Té de Hierba de San Juan

La Hierba de San Juan (Hypericum perforatum) tiene acción anti-inflamatoria, cicatrizante y tiene acción vasoconstrictora.

Usted necesitará:

  • 2 Cucharadas de Hierba de San Juan
  • 1 litro de agua

Preparación:

Coloque el agua en una olla o leche y añada la hierba de San Juan. Cuando inicie la ebullición, apague. Tape el recipiente y déjelo en reposo durante 10 minutos. Cuele la infusión y ya puede tomar.

Contraindicaciones:

No se puede consumir por un largo tiempo y consumir grandes dosis es perjudicial. Los efectos colaterales son dolor de cabeza, dificultad para dormir, inquietud, irritabilidad, ansiedad, irritación en la piel, hormigueo y diarrea. Causa infertilidad y agrava los casos de quien tiene mal de Alzheimer y esquizofrenia.

Papa o patata

La papa (Solanum tuberosum) tiene varios beneficios, incluso puede ser utilizada para hinchazón y hematomas.

Preparación:

Cortar rodajas de papa y colocar en la parte superior del hematoma durante unos minutos, presionando ligeramente. Hágalo varias veces al día.

Aceite de Caléndula

La caléndula (Calendula oficcinalis) en acción analgésica, anti-inflamatoria, cicatrizante, calmante, astringente, antiabortiva y antiespasmódica. Alivia el dolor de las contusiones y reduce los hematomas

Usted necesitará:

  • Una pequeña cantidad de aceite de oliva
  • Flores secas de caléndula

Preparación:

Coloque el aceite de oliva a las flores de caléndula en una olla, poner al baño maría (o baño de agua hirviendo). Deje en fuego bajo de 2 a 3 horas. Cuando el aceite se quede en el color oscuro, apague el fuego, espere a enfriarse, cuele y pase en la región afectada con algodón, gasa o paño limpio.