Los estudios más recientes demuestran que no debemos desperdiciar ni una sola parte de los limones, ya que estas frutas versátiles son increíblemente saludables completas y tal como son.

Lo creas o no, congelar limones puede ser lo mejor que puedes hacer con ellos

Aparentemente, deberíamos lavar un limón orgánico, y colocarlo en el congelador. Cuando esté congelado, ralle o triture toda la fruta, sin pelar, y espolvoréelo en ensaladas, postres, fideos, cereales, sopas, helados, salsas y varios platos.

Es decir, la cáscara de los limones contiene de 5 a 10 veces más vitaminas que el jugo de limón, por lo que cometemos un gran error al tirarla.

Los limones son una fuente rica de numerosas vitaminas y minerales, por lo que mejoran la salud de varias maneras diferentes. Tienen poderosas propiedades antimicrobianas, antibacterianas y antivirales, por lo que previenen infecciones en el cuerpo. La protección de las células de ADN, la regulación del sistema inmunitario y el alivio de la inflamación son solo una pequeña parte de las numerosas ventajas nutricionales de los limones.

Según el Dr.Mercola:

«Probablemente no sea sorprendente que los limones proporcionen una gran cantidad de vitamina C, pero la cantidad por porción es bastante impresionante, con un 187% del valor diario, lo que lo convierte en un súper aliado contra las infecciones.

Combinados con glucósidos flavonoides llamados esperetin y naringenina (que se encuentran en la mayoría de las frutas cítricas), la combinación proporciona una actividad de zapping de radicales libres. Los radicales libres pueden dañar seriamente los vasos sanguíneos y pueden contribuir a la acumulación de colesterol en las paredes arteriales, aterosclerosis e incluso enfermedades del corazón.

Los limones también son una buena fuente de tiamina, riboflavina, ácido pantoténico, hierro y magnesio, y son una excelente fuente de fibra, vitamina B6, calcio, potasio y cobre, así como ácido fólico y potasio.

También te puede interesar:  Aprende a hacer Chipá Vegano

El ácido cítrico en los limones ayuda en la digestión y ayuda a disolver los cálculos renales, mientras que el ácido ascórbico es un antioxidante natural que previene el escorbuto del marinero. Otros antioxidantes en los limones incluyen ß-carotenos, beta-criptoxantina, zeaxantina, luteína y vitamina A, que promueven la salud de las membranas mucosas, la piel y la visión. El ácido pantoténico y los folatos, proporcionados por los limones, son compuestos necesarios para el cuerpo, pero solo pueden derivarse de fuentes externas al cuerpo «.

Los limones también combaten la acidosis en el cuerpo, regulan la presión arterial, reducen el estrés y tratan la depresión y los trastornos nerviosos.

“Un nuevo estudio ha demostrado por primera vez cómo los limonoides, los compuestos naturales presentes en los limones y otros cítricos, impiden el crecimiento de las células del cáncer de mama ER + y ER. Esto arroja nueva luz sobre la importancia de los cítricos para la prevención del cáncer de mama y apoya estudios anteriores que mostraron que el consumo de fruta puede disminuir el riesgo de cáncer de mama «.

Además, el extracto de limón destruye solo las células afectadas y no daña las células sanas.

Aunque los efectos de estos extractos aún no se han probado en humanos, estos hallazgos son muy prometedores. Sin embargo, lo que recomendamos encarecidamente es comenzar a congelar tus limones orgánicos y consumirlos con más frecuencia para disfrutar de sus increíbles propiedades curativas.