El tigre Amur y la cabra Timur devinieron estrellas de la pantalla, tras que millones de personas siguieran en YouTube y en las cadenas de televisión de todo el mundo sus amistosos paseos en las instalaciones del Primorsky Safari Park, en Rusia.

El tigre Amur y la cabra Timur devinieron estrellas de la pantalla, tras que millones de personas siguieran en YouTube y en las cadenas de televisión de todo el mundo sus amistosos paseos en las instalaciones del Primorsky Safari Park, en Rusia.

Cuatro webcams, siguen las 24 horas del día desde diciembre pasado, la convivencia de dos especies harto enemigas. De hecho, la cabra estaba destinada a convertirse en la cena del tigre, pero éste decidió no solo perdonarle la vida, sino que ha hecho las mejores migas con su caprina relación.

Los científicos creen que Amur -un tigre siberiano (Panthera tigris altaica) que nació y ha vivido siempre en un recinto cerrado han generado una menor agresividad de parte del felino, a lo que se habrían sumado los cuernos de Timur, que parecen asustar al gran gato.

 

 

www.lr21.com.uy