Los flavonoides y los aminoácidos son  principalmente los responsables de su acción beneficiosos para la salud.

Función inmunoestimulante:

Estudios científicos señalan los beneficiosos del propóleo para el fortalecimiento del sistema inmunológico. El hecho de que estimulan las células inmunes hace el propóleo un potente agente antiinfeccioso. Estimula la producción de células productoras de anticuerpos y globulinas, importantes para los pacientes con baja resistencia.

Combate los radicales libres:

Además de poseer acción antioxidante, que bloquean la acción de los radicales libres sobre las células sanas, el propóleo conserva la acción de la vitamina C, un poderoso antioxidante, antienvejecimiento.

propoleo propiedades

Sanación y regeneración de los tejidos:

La presencia de flavonoides y aminoácidos, considerados los regeneradores de tejido, hacen del propoleo un eficaz tratamiento de úlceras, Dermatitis, heridas y quemaduras. Es sabido que la mayoría de las úlceras gástricas son causadas por el bacilo Heliobacter pilori, que es altamente sensible al propóleo. Eso justifica su uso en el tratamiento de infecciones gástricas.

Composición química del propóleo:

Resinas aromáticas y bálsamos: 50%
Ceras: 25 a 35%
Aceites esenciales: 10%
Granos de polen: 5%
Minerales: aluminio, calcio, estroncio, hierro, magnesio, silicio, titanio y zinc bromo.
Vitaminas: pro vitaminas A y todo el complejo B.

Propiedades terapéuticas del propóleo:

Propiedades del Propóleo: Extracto, Tintura, Crema, Preparados.

Uso cosmético:

Hay una variedad de cosméticos a base de propóleo como champús, cremas faciales y otros. Aunque muy eficaz en el tratamiento de problemas como la caspa, acné y alergias, debe utilizarse sólo con receta médica. «Mucha gente piensa que las cremas y champús son para el uso cosmético y pueden utilizarse libremente, pero terminan intoxicante o intensificar el problema», concluye el cuidador.

Contraindicaciones:

Incluso con tantos beneficios y propiedades, el propóleo debe utilizarse con precaución: Debemos recordar que el propóleo no es una cura milagrosa para todos los males y, debido a sus propiedades, debe utilizarse con precaución y sólo cuando sea necesario.

También existe la dosis correcta para evitar intoxicaciones. «Más de 60 gotas diarias de propóleo se considera una dosis alta».