Erythrina del griego erythros significa “rojo” y caffra es el nombre latino de la región africana de los cafres en Sudáfrica de donde es nativo este hermoso árbol. Pertenece a la familia fabaceae. Hay una gran variedad de especies y no todas tienen flores de color rojo intenso. La especie Erythrina sandwicensis, más conocida como “Wiliwili (nombre hawaiano) tiene muchas variaciones de colores, que van del naranja, amarillo, salmón, verde y blanco, todas producidas en poblaciones naturales. Este sorprendente polimorfismo de color es probablemente único del género.


Es una leguminosa arbórea adaptable a los climas subtropicales y mediterráneos libres de heladas, crece en casi todo el mundo. Hay otra especie llamada Zompantle (Erythrina americana Miller), esta se conoce más en México. Todas las especies, excepto el híbrido estéril (Erythrina x sykesii tienen frutos con aspecto de leguminosa (vainas alargadas como el frijol), con una o más semillas.
Las flores de este árbol Erythrina caffra se abren antes que las hojas, lo que realza aun más la belleza de su floración; también llamadas “flores de fuego”. Sus hojas son trifoliadas, sus ramas están protegidas por espinas cortas y gruesas, la madera de este árbol es quebradiza y liviana por lo que conviene plantar en lugares resguardado de fuertes vientos.
Las flores no producen ningún aroma. Los polinizadores, principalmente aves, son atraídos por el llamativo color rojo de los pétalos y por la recompensa del nutritivo néctar que las flores producen en abundancia. Cada flor contiene hasta 10 gotas de néctar, y cada inflorescencia está formada por unas 70 flores.
Las semillas quedan pegadas a las vainas abiertas, las cuales son desplazadas lejos de su madre por las ráfagas del viento. Como ocurre con muchas semillas sin pulpa jugosa a su alrededor, las de esta especie presentas dos limitaciones en la germinación los llamados letargo externo y letargo interno.
Las semillas también son de color rojo intenso. La cutícula brillante que la recubre es impermeable al agua, por eso el llamado letargo externo. Para que el embrión se hidrate y salga del letargo interno, su cutícula debe ser corroída por bacterias, hongos y ácidos del suelo, asi la hacen permeable a la entrada del agua; luego necesitan dos requisitos más para que su embrión salga del letargo interno: humedad y luz solar directa. Las semillas que han quedado bajo la copa de árbol o han sido desplazadas a zonas sombreadas, aunque su cutícula haya sido permeabilizada a la hidratación, no germinarán.
Muchas de estas especies han sido estudiadas por su morfología, distribución, farmacología, cromosomas, contenido de alcaloides y aminoácidos y su composición química.
Los pueblos indígenas utilizan algunas de ellas con fines medicinales como antiinflamatorio, narcótico y como antídoto, u otros propósitos. Pero en la actualidad nuevos estudios han demostrado que esta planta tiene acciones tóxicas a causa de algunos alcaloides.
Cecilia Meyer
Investigadora de la Nutrición natural

También te puede interesar:  LEUCAENA LEUCOCEPHALA fertiliza el suelo naturalmente