Bicimáquinas, La revolución a pedal

La idea de estos ingeniosos artilugios surgió del deseo de ayudar a las familias campesinas de la comunidad de San Andrés. El problema que dio origen a Maya Pedal fue el gasto y la escasez de electricidad y combustible en el pueblo.

En 1997, en San Andrés Itzapa en Guatemala, la Asociación Maya Pedal comenzó a reciclar restos de bicicletas para transformarlas en Bicimáquinas.

Las bicimáquinas son licuadoras, lavadoras y trilladoras que funcionan con pedales, lo que elimina la necesidad de combustible y electricidad. Las bombas también son posibles y pueden extraer 30 litros de agua por minuto de pozos de 30 metros de profundidad (las bombas electrónicas alcanzan solo 12 metros).

Carlos y César, creadores de Maya Pedal, han logrado un resultado extraordinario: un proyecto digno que no contamina y es extremadamente fascinante en su participación de voluntarios de todo el mundo que están construyendo una fantástica revolución del pedal.

Una de las máquinas más baratas es la bicilicuadora, que además de batidos de frutas puede usarse para elaborar shampoo. «Tenemos un grupo, Mujeres en Acción, que con la bicilicuadora hace un shampoo natural, con aloe, que genera ingreso para sus familias».

 

Fuente: http://www.mayapedal.org/

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.