Cómo frenar la «Fast Fashion» y actuar hacia una moda sustentable

A muchos de nosotros nos encanta un atuendo de oferta: compramos rápido, compramos barato y con demasiada frecuencia usamos cosas una vez y luego las desechamos.

Pero la «moda rápida» es uno de los principales contribuyentes a los gases de efecto invernadero, La industria de la moda es el segundo mayor contaminante del mundo, después del petróleo. Eso significa que incluso si es diligente en separar correctamente su reciclaje, coloca paneles solares en su techo y recolecta agua de lluvia, y compra estrictamente productos orgánicos locales, está intrínsecamente implícito en la vergonzosa verdad de la moda con solo vestirse todas las mañanas.

Las marcas de moda no son las únicas que tienen el poder de generar cambios. Los consumidores también tienen influencia, y es clave que la utilicen.
Para que ocurra un cambio real, más personas deben comenzar a adoptar un enfoque proactivo y actuar reflejando sus valores morales. Los pequeños cambios en el estilo de vida pueden generar un gran impacto sostenible.

Si quieres dar un paso más en tu compromiso con el medio ambiente, te sugerimos que leas los siguientes consejos:

Esto es lo que los expertos en moda sostenible dicen que podemos hacer para reducir los efectos dañinos de nuestros hábitos de compra.

1. La reparación visible:
Es un acto de rebelión contra la industria de la moda, La reparación visible (VM) es diferente de la reparación tradicional ya que esta hace de la reparación un punto focal, en lugar de mezclarla con la prenda original. Hay muchas razones para esto, desde llamar la atención sobre el hecho de que la vida útil de una prenda se ha prolongado y desafiar la noción de que la ropa de segunda mano solo la usan los pobres, hasta hacer una declaración sobre la reputación de desintegración de la moda rápida.

2. Piense antes de comprar:

Antes de comprar más ropa nueva y contribuir al aumento de la contaminación, debemos pensar en opciones alternativas. Esto no solo puede ahorrarnos dinero, sino que también es mejor para el medio ambiente. Estas opciones incluyen usar lo que tenemos, pedir prestado, intercambiar, ahorrar y hacer. La compra de nuevos artículos debe verse como la opción final, una vez que se hayan considerado todas las demás opciones. Este enfoque va muy en contra de los principios de la moda rápida, siendo el consumo lento y considerado la prioridad.


3. Elija materiales naturales:

La gente debería evitar comprar ropa hecha de materiales sintéticos vírgenes «a toda costa». si está dentro de sus posibilidades, busquemos ropa de cáñamo o lino y algodón, necesitamos extender la longevidad de la ropa. Se trata de cómo los cuidas: mirar las instrucciones de cuidado y lavarlos correctamente.

4. Investiga:

Antes de comprar ropa nueva de una marca,  la gente debería preguntar dónde se fabricó el artículo y quién lo hizo, a eso se lo denomina Inteligencia Ecológica.

5. Comprar de segunda mano:

«Si lo que le interesa es la novedad y el cambio y la variedad, hay mucho más que ganar mirando las cosas de las tiendas de segunda mano«. Muchas personas piensan que esas tiendas son solo para personas de bajos recursos, pero ese pensamiento más allá de no ser cierto, ha quedado en el pasado, en todo el mundo, han aumentado la apertura de tiendas de segunda mano, ofreciendo todo tipo de opciones.

Francesca Willow, que escribe sobre sostenibilidad en su blog Ethical Unicorn, dice: «La segunda mano siempre es la mejor opción  porque estás extendiendo la vida de las cosas que ya existen.

5. Compre mejor calidad:

Debido a que la ropa se ha vuelto tan barata, ya no nos preocupamos tanto por la calidad. Simplemente compramos prendas nuevas cuando las que tenemos pierden su forma o su atractivo.

Además, todos hemos tenido la experiencia de comprar ropa barata o un par de zapatos y enfrentar la decepción cuando dos meses después, ya se ven viejos o tienen agujeros.

Si dejamos de comprar de mala calidad, empujará a las marcas a mejorar la calidad de sus prendas. También nos permitirá conservar nuestra ropa por más tiempo, lo que es bueno para nuestra billetera y para el medio ambiente.

Fuente: https://www.bbc.com/

 

 

 

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.