Cómo hacer un acodo aéreo para multiplicar frutales (y muchas otras plantas)

Este tipo de propagación tiene una tasa de éxito más alta que los esquejes porque permite que la nueva planta desarrolle raíces mientras aún está unida a la planta madre.
La mayoría de nosotros queremos plantar y cultivar árboles frutales en nuestra huerta por sus sabrosas frutas. Hay muchas maneras en que se puede propagar un árbol frutal: desde semillas, desde una plántula comprada en vivero o mediante el método del acodo aéreo.

El problema con el cultivo de árboles frutales a partir de semillas es que puede llevar mucho tiempo dar frutos, algunas veces más de diez años, y no hay garantía de que las frutas tengan el mismo sabor del que obtuviste las semillas.

El acodo aéreo es un método para propagar un árbol frutal de uno existente, que dará frutos antes, y los frutos tendrán el mismo sabor que la planta madre.

Toma nota porque acá aprenderás con nosotros cómo hacer tu primer acodo aéreo.

Paso 1: Seleccionar la rama correcta

Seleccione una rama de aproximadamente un año de edad y media pulgada de grosor. La rama debe estar sana y libre de plagas. El mejor momento para hacer el acodo es en primavera.

Paso 2: Con ayuda del cuchillo eliminaremos la corteza de esa sección que hemos marcado previamente.

El método del acodo aéreo, permite que la nueva planta desarrolle raíces mientras aún está unida a la planta madre.

Paso 3: Sujetá un trozo de Hilo a la rama para poder fijar después el acodo.

Paso 4: Rellena la bolsa plástica con turba. Si no conseguiste una bolsa plástica del tamaño apropiado puedes fabricar una de forma casera, lo importante es que sea transparente.

Paso 6: Ubica la bolsa de turba rodeando la porción de rama que preparaste previamente.

Paso 7:Amarra la bolsa de turba firmemente a la rama.

Paso 8:  Cubre con papel o plástico oscuro ya que las raíces requieren oscuridad para su correcto desarrollo.

Aproximadamente después de dos meses el acodo debería estar con suficiente raíz como para separarlo de la planta madre y plantarlo. Esto es fácil de determinar ya que al quitar el papel podremos ver raíces dentro de la bolsa con turba. Corta y planta. ¡Listo!

 

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.