1 kg de residuos plásticos se transforma en 1 litro de combustible.

Cada año, millones de toneladas de residuos plásticos ingresan a los océanos. Si no se hace nada, para 2050 la cantidad de plástico puede ser mayor que la de peces, según la Fundación Ellen MacArthur. Para la startup alemana Biofabrik, la solución es reutilizar los desechos marinos para la producción de combustible.

Con Biofabrik, un kilogramo de residuos plásticos se convierte en un litro de combustible y cada litro de combustible proporciona aproximadamente 3.5 kWh de electricidad. Esto es posible gracias al proceso de pirólisis, es decir, la descomposición por calor. Los compuestos de hidrocarburos de los residuos plásticos se descomponen a altas temperaturas, excluyendo el oxígeno. El resultado del proceso es un plástico líquido o gaseoso que se puede utilizar en un motor marítimo. También como combustible en generadores o turbinas que pueden producir energía eléctrica.

 

El sistema «WASTX»

El sistema de pirólisis de plástico de la startup se denominó «WASTX». La técnica pasó por seis años de desarrollo para alcanzar la versión actual, pero para llegar aquí, se probaron y desecharon diferentes reactores, siendo el manejo de plásticos no puros, común en la gestión de desechos, el mayor desafío que se encontró. Hoy en día, Biofabrik, totalmente automatizado, afirma que es capaz de reciclar tipos de plásticos que antes no eran posibles.

Planta compacta

La fábrica compacta está ubicada en la ciudad de Dresde, la capital del estado de Sajonia, a orillas del río Elba, y pronto comenzará la producción. “Estamos orgullosos de haber llegado a este punto después de más de seis años de desarrollo. Nuestro objetivo era desarrollar una solución rentable para el problema de los residuos plásticos que se pueda implementar de forma remota «, dice Oliver Riedel, fundador de la startup. El siguiente paso es procesar hasta una tonelada de residuos plásticos por día.

También te puede interesar:  Una pareja viaja a Antártica en carro solar hecho con residuos de plástico

Residuos plásticos marinos se convierten en combustible