Muchas personas se dedican a buscar los métodos más eficientes para disminuir su huella ecológica. Por eso, realizan actividades como reciclar y reutilizar, lo cual les permite reducir el daño al medio ambiente. También existe una tendencia creciente entre los propietarios de viviendas por sembrar en su propio jardín, y así aminorar el impacto ambiental proveniente de los aditivos químicos, minimizando los residuos artificiales en los productos cultivados. Es por ello, que mucha gente ha desarrollado grandes ideas para reconvertir objetos de uso común en novedosos utensilios de jardinería.

 

Las siguientes nueve ideas sobre cómo rescatar tus botellas de plástico evitarán que las tires a la basura o que sean enviadas a alguna planta de reciclaje.

1. Miniinvernadero

Los retoños y las plántulas se verán increíblemente beneficiadas al crecer dentro de botellas plásticas. Para ello, corta el fondo de una botella limpia y colócala sobre la planta, procurando que esta ocupe solo hasta la mitad de la altura del envase. Luego, presiona la botella contra el suelo. Estos miniinvernaderos protegerán la planta del frío, la lluvia y el viento.

2. Gotero para irrigación

Ya no es necesario que instales un costoso y moderno sistema de riego para que las plantas reciban agua. Solo debes abrir algunos agujeros en los costados de una botella plástica grande y limpia, retirar su fondo y enterrarla sobre la planta, hasta que el cuello del envase quede ligeramente sobre la superficie. Llénala con agua según sea necesario.

3. Regadera

Si tienes alguna botella de zumo vacía, entonces evitarás gastar dinero en una regadera para tus plantas. Limpia la botella y luego abre algunos agujeros en su tapa. Llena el envase con agua, coloca la tapa y ya tendrás una genial regadera hecha por ti mismo.

También te puede interesar:  Cómo hacer un huerto con pallets

4. Aspersor

Para tener un bonito aspersor de agua, busca una botella plástica de dos litros que esté vacía y abre varios agujeros en uno de sus lados. Luego, agrégale un adaptador de manguera, otro adaptador giratorio y una arandela para que el aspersor quede conectado directamente a la manguera original del jardín.

5. Recolector de frutas

Recoger frutas de las ramas más altas de los árboles nunca será más fácil que usando una botella de plástico. Para conseguirlo, haz un hoyo en la parte de abajo de una botella de 2 litros, y fija un palo en el cuello de esta. Desliza la fruta en el agujero, tira hacia abajo y verás como duraznos, peras y manzanas caen mágicamente dentro de la botella.

6. Pala de jardinería

La jardinería puede ser muy sencilla si se tiene algo tan simple como una pala de jardín. Se utiliza para abrir agujeros en el suelo o esparcir adecuadamente el abono alrededor de las plantas. Toma una botella de vinagre, detergente o cualquier envase de plástico rígido, y córtalo de manera cuidadosa en el fondo y a los lados hasta obtener la forma de una pala.

7. Jardineras

Las jardineras pueden tener demasiado peso si se les colocan piedras en el fondo para favorecer su drenaje. Si quieres mantener tu jardinera con poco peso, entonces puedes lograrlo si llenas el fondo del recipiente con botellas plásticas vacías, incluyendo sus tapas, y luego agregando tierra hasta obtener un peso adecuado.

8. Maceta colgante

Obtén una maceta creativa con botellas reutilizadas. Para ello, retira el fondo de la botella con un cuchillo. Decórala con hilo, ábrele algunos agujeros para poder colgarla y coloca en ella tu planta preferida.

También te puede interesar:  Propiedades Medicinales del Romero, Historia, Cultivo

 

Con estas eficientes y prácticas propuestas reducirás los desechos plásticos, al mismo tiempo que optimizas tu jardín. Así que toma algunas botellas plásticas y dales una nueva vida.

 

Comparte este artículo en Facebook para difundir estas geniales ideas.