Niño Africano de 14 años creó turbina eólica y liberó a su pueblo de la pobreza

«El niño que Domó el viento» es una historia notable y conmovedora de innovación, optimismo y resiliencia de William Kamkwamba. Viviendo en Malawi, azotado por la sequía y enfrentado a la hambruna, William estaba decidido a encontrar una manera de llevar electricidad y agua a su pueblo. Con una gran dosis de optimismo, combinada con la verdadera determinación y persistencia, William construyó un molino de viento con materiales reciclados para generar electricidad.

William Kamkwamba, es un inventor nato. Cuando tenía 14 años, construyó un molino de viento que produce electricidad utilizando árboles de Eucalipto, piezas de bicicletas y materiales recolectados en un depósito de chatarra local. Trabajando a partir de planos generales que encontró en un libro de la biblioteca llamado «Uso de energía» y modificándolos para satisfacer sus necesidades. El primer molino de viento que construyó alimenta cuatro luces y dos radios en la casa de su familia.

Desde entonces, ha construido una bomba de agua con energía solar que suministra por primera vez agua potable en su pueblo y otras dos turbinas eólicas, la más alta con 12 metros, y está planeando dos más, incluida una en Lilongwe, el capital política de Malawi.

William no solo trajo energía limpia a su comunidad, él empoderó a su pueblo. Los liberó! Por ese motivo nos encanta difundir estas historias, ya que las buenas ideas, siempre llegan lejos!

En su charla Ted 2007, le preguntan Cómo hizo un molino de viento? Y él contestó, leí un libro, hice el intento con lo que yo podía encontrar y Funcionó. Su simpatía y simpleza emocionó al público, que lo aplaudió como se aplaude a un Genio!

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.