Pertenece a la familia de las Punicáceas. Su nombre botánico es Punica granatum. Antes de la era cristiana los Cartagineses introdujeron el granado en la región mediterráneas a raíz de las guerras Púnicas, de ahí su nombre..
También se la conoce con otros nombres, como: Granadilla, Pomagranada, Magrana, Balaustia… Se cultiva en muchos países pero España es uno de los mayores productores y el mayor exportador europeo.
Es un árbol de hojas perennes que alcanza una altura aproximada de 4 metros. El fruto formado por numerosas vesículas (membranas) rellenas de una pulpa muy jugosa de color rosado, rojo intenso, y también hay variedades de color verde amarillento y blancuzco, de sabor agridulce.

Propiedades de la granada

La granada cuenta con hidratos de carbono (en forma de azúcares).
Proteínas.
Vitaminas C,E, B1, B2,y B6.
Minerales : Magnesio, Fósforo, Calcio, Hierro, Cobre (oligoelemento que facilita la absorción del hierro y gran cantidad de Potasio , interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de las células.
Taninos: en poca cantidad, ejercen una acción astringente y antiinflamatoria en la mucosa del tracto digestivo.
Acido cítrico: Contribuyen a regenerar la flora bacteriana intestinal, potencia la acción de la vitamina C. y es alcalinizante
Antocianinas : Pertenecientes a los grupos de los flavonoides, tienen acción antioxidantes en las células frenando los procesos de envejecimiento.
Pelletierina: Alcaloide de acción vermífuga, se concentra especialmente en la corteza de la raíz del árbol y en menor proporción en el tronco y ramas; ayuda a eliminar los parásitos intestinales, en especial la tenia . Si estos principios activos se administran en forma aislada, producen efectos tóxico, similares a los que produce la nicotina, por ejemplo temblores musculares. En cambio si estos mismos alcaloides son combinados con otras sustancias de la plantas, sus efectos tóxicos resultan insignificantes. Esto mismo ocurre con muchas otras plantas, por lo que se sugiere, siempre que sea posible administrar la planta completa y no únicamente los extractos de las sustancias que se creen más activas. La acción curativa de las plantas se debe a la sabia combinación de sus componentes y no a un principio aislados .
Todos estos componentes otorgan a la granada las siguientes propiedades: astringente, antiinflamatorio, vermífuga, remineralizante, alcalinizante y depurativa.

También te puede interesar:  Leche de Alpiste, mucho más que un anti-inflamatorio Natural

Las flores también tienen funciones medicinales, especialmente para combatir la diarrea, para este caso se prepara una infusión con 20 a 30 g más un poco de corteza de la fruta por litro de agua, y se va ingiriendo una cucharada cada hora. Este mismo procedimiento es utilizado en caso de inflamación de encías, su infusión se aplica en enjuagues bucales, y gargarismo en casos de faringitis y amigdalitis.

Como consumir la granada:

La mejor manera de consumir esta fruta es al natural. En forma de jugo: es muy refrescante. Con la granada se elabora la Granadina: es un jarabe concentrado que se obtiene tras hervir el jugo de la granada con azúcar. Se conserva durante varios meses, se usa como refresco, diluyéndolo con agua.
Es conveniente recolectar la fruta antes de su maduración total para evitar que exploten en el árbol.. Maduran bien fuera del árbol sin que ello afecte a sus propiedades nutritivas. Guardadas en un lugar fresco y seco pueden durar hasta 6 meses.

Precauciónes:

La corteza de la raíz no se recomienda a personas nerviosas. A los niños lactantes ni a mujeres embarazadas. Se recomienda no tragar el resto duro que queda en la boca tras masticar los granos de granada, ya que puede resultar en algunos casos indigestos….Recordemos que no todos los organismos son iguales…

Cecilia Meyer…Investigadora de la Nutrición Natural