¿Sabias que los higos no son una fruta? Son Flores y dentro de ellas viven insectos

En términos simples, los higos no son técnicamente una fruta, son flores invertidas. Las higueras no florecen como manzanas y duraznos. Sus flores florecen dentro de la vaina en forma de pera, que luego madura en la fruta que comemos. Luego, cada flor produce una fruta única, de una sola semilla y de cáscara dura llamada aquenio, eso es lo que le da al higo el crujido que conocemos, y el higo está compuesto de aquenio múltiple. Entonces, cuando comemos un higo, en realidad estamos comiendo múltiples frutas.

Pero ese no es el final de la singularidad que distingue al higo. Debido a que las flores de higo florecen internamente, necesitan un proceso especial para la polinización. No pueden confiar en el viento o las abejas para difundir su polen, ahí es donde entra la avispa de higo. El higo no puede sobrevivir sin la avispa de higo para difundir su material genético, y la avispa de higo no puede vivir sin el higo, porque ahí es donde se encuentra su larva: esta relación se conoce como mutualismo.

La avispa hembra de higo entra al higo macho, por cierto, no comemos los higos machos, para poner sus huevos. El higo macho tiene la forma de acomodar la puesta de huevos de avispa. Las alas y las antenas de la avispa hembra se rompen al entrar en el pequeño pasaje de la higuera, así que una vez que está adentro, no hay salida. Depende de las avispas bebé continuar el ciclo de vida. Las avispas macho nacen sin alas, porque su único propósito es aparearse con la descendencia femenina, técnicamente su hermana, y cavar un túnel fuera de la higuera. Son las crías las que hacen el viaje, trayendo polen con ellas.

El higo usa una enzima conocida como ficina para descomponer la avispa en proteína, aunque no siempre descompone todo el exoesqueleto. Entonces, sí, técnicamente cuando muerdes un higo, de hecho estás comiendo avispas de higo, o lo que alguna vez fue una avispa de higo, pero al menos puedes consolarte con el hecho de que son increíblemente pequeñas. Algunos veganos pueden optar por mantenerse alejados de esta fruta por esta misma razón.

Fuente: https://www.huffpost.com/