El tomate o tomatera (Solanum lycopersicum) es la planta del tomate y parte de la familia de las solanáceas, la misma familia de las berenjenas, pimientos y pimentones.

Beneficios del tomate

El tomate es un alimento extremadamente nutritivo, ya que cuanto más se consume alimentos vegetales, menores son los riesgos de desarrollar cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas.

En el caso del tomate-cherry, por ejemplo, la cantidad de betacaroteno es mucho mayor que en los tomates tradicionales. Además de prevenir las enfermedades, la ingestión de frutas y vegetales, promueve una mejor salud del cabello, el aumento de energía y disminución de peso, que disminuye considerablemente el riesgo de obesidad y mortalidad de forma general.

Seguir una dieta con alto contenido de agua y fibra, como los tomates, ayuda en la hidratación y estimula los movimientos intestinales. Por eso mismo, el tomate es a menudo descrito como un fruto laxante, aunque se necesitan más investigaciones acerca de esta característica laxante de los tomates.

El fruto también es una rica fuente de betacaroteno, licopeno y luteína, poderosos antioxidantes. Como se ha demostrado en estudios, los antioxidantes ayudan en la protección de los ojos contra los daños inducidos por la luz, así como el desarrollo de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad.

Cáncer

El tomate no es solo una fuente de betacaroteno, sino también de vitamina C y otros antioxidantes. Todos estos componentes son protagonistas en la lucha contra la formación de radicales libres, que también son conocidos por ayudar en el desarrollo del cáncer.

Estudios recientes publicados por la revista Molecular Cancer Research, han descubierto que hay un vínculo fuerte entre la ingestión de grandes cantidades de betacaroteno y la prevención del cáncer de próstata. Otro estudio mostró que el consumo de betacaroteno reduce el cáncer de colon, así como la ingestión de fibras de frutas y vegetales tienen una relación directa con la disminución del riesgo de cáncer colorrectal.

Diabetes

En el caso de los diabéticos, los estudios han demostrado que las personas con diabetes tipo 1 y que tienen una dieta alta en fibra, tienen menores niveles de glucosa en la sangre, mientras que las personas con diabetes tipo 2, mejoran sus niveles de azúcar, lípidos e insulina.

Enfermedades del corazón

El fruto de tomate tiene un contenido de colina, fibra, potasio y vitamina C, sustancias importantes para mantener la salud cardiaca.

Además, los tomates contienen folato, que ayuda a equilibrar los niveles de homocisteína y es un aminoácido resultante de la degradación de las proteínas. Esta sustancia es investigada por ser responsable del aumento de ataques al corazón y derrames. El equilibrio de los niveles de homocisteína por el folato, reduce uno de los factores de riesgo para las enfermedades del corazón.

No sólo el alto consumo de potasio se asocia con enfermedad cardiovascular disminuido, sino también para la protección contra el deterioro muscular y preservar la densidad mineral ósea y redujo la producción de los cálculos renales.

Presión arterial

El tomate también ayuda en el control de la presión sanguínea. La baja ingesta de sodio, por sí sola, es esencial para mantener la presión sanguínea sana.

Sin embargo, el aumento de la ingesta de potasio tiene un papel fundamental en la ampliación de las arterias. El alto consumo de potasio y bajo consumo de sodio están asociados a un riesgo considerablemente menor (20%) de muertes, sean cuales sean las causas.

Contraindicaciones y efectos colaterales del tomate

Como cualquier alimento tiene sus beneficios, pero su ingestión puede producir ciertos riesgos. Uno de ellos está ligado a la ingesta de tomates y el uso de beta bloqueadores.

Las personas con problemas cardíacos y que usan este tipo de medicamento, deben disminuir la ingesta de tomates, ya que aumenta los niveles de potasio en la sangre.

El alto consumo de tomates, además de poder causar riesgos a los cardíacos, puede también ocasionar problemas a las personas que sufren de insuficiencia renal, ya que el potasio en exceso en la sangre puede ser fatal.

Las personas con problemas de reflujo gastroesofágico pueden tener sus síntomas aumentados, como el ardor de estómago y los vómitos al ingerir alimentos ácidos, como es el caso del tomate. Sin embargo, esto varía de persona a persona.

Referencias

Gong, X., Marisiddaiah, R., Zaripheh, S., Wiener, D., & Rubin, L. P. (2016). Mitochondrial beta-carotene 9, 10 oxygenase modulates prostate cancer growth via NF-kappaB inhibition: a lycopene-independent function. Molecular Cancer Research, molcanres-0075.

Graff, R. E., Pettersson, A., Lis, R. T., Ahearn, T. U., Markt, S. C., Wilson, K. M., … & Loda, M. (2016). Dietary lycopene intake and risk of prostate cancer defined by ERG protein expression. The American journal of clinical nutrition, 103(3), 851-860.

Everything you need to know about tomatoes. Medical News Today.