Clavo de olor, canela y vinagre son algunos de los productos que pueden ayudar en esta misión

 

Si usted sufre de una invasión de hormigas en casa, pero no quiere abusar del uso de insecticidas, echa un vistazo a una selección de productos domésticos que pueden ayudar en la misión de exterminarlas:

1. Clavo y canela

Para ahuyentar a las hormigas en cualquier habitación de la casa, se llena de clavos de olor un pequeño tarro sin tapa o con una bolsa de tul, y se coloca en algún rincón de la habitación. Según Ana Eugenia Campos, investigadora del Instituto Biológico de São Paulo, los aceites esenciales encontrados en el clavo de olor, ahuyenta a las hormigas sin matarlas. El procedimiento también se puede hacer con la canela . Sólo asegúrese de cambiar el contenido cada dos semanas, para mantener el olor y la eficiencia.

 

2. Cáscaras de limón y naranja

¿Su azucarero está siempre lleno de hormigas? El truco consiste en colocar un pedazo de la corteza de un limón en ella. Lo mismo se puede hacer con el clavo o la cáscara de naranja.

3. Detergente

En un bol de mezcla de 200 ml, añadir la mitad de agua y la otra mitad de detergente . Coloque el contenido en un rociador, o jeringa, y aplique en las esquinas, grietas y otros posibles espacios donde pueda haber nidos de hormiga. “La mezcla de agua con detergente es la forma más eficaz de acabar con ellas. Es un método barato y que no contamina el ambiente “, explica Ana Eugenia.

 

4. Vinagre

Para evitar que aparezcan hormigas, rocíe vinagre blanco en el suelo de la cocina después de la limpieza. Es importante resaltar que la higienización correcta de la casa es una de las principales prácticas para acabar con el insecto.

También te puede interesar:  ¿Es el Jabón casero realmente Ecológico?

5. Jugo de limón

Esparcir jugo de limón en los bordes de las ventanas y puertas que quedan expuestas al aire libre. El fuerte olor a fruta cítrica molestará a las hormigas.

 

6. Pimienta y borra de café

Después de aplicar la mezcla de detergente y agua en las grietas y rincones, cubrir los agujeros con pimienta de cayena. Pero si el sitio es frecuentado por niños o mascotas, use los posos de café . De esta forma, no hay riesgo de intentar lamer o oler la pimienta.

7. Aceite de menta

Esparcir aceite esencial de menta alrededor de los lugares afectados y dejar secar. Hacer lo mismo en los contornos internos de las ventanas y puertas . ¡El olor que queda en casa es una delicia!

Advertencia: lo más importante es mantener la casa limpia. Por lo tanto, no deje restos de comida o platos sucios en el fregadero ; mantenga las latas de basura siempre tapadas y evite comer en la habitación o en el dormitorio.