Los beneficios que proporciona el alcanfor son muchos. Además de su poder antiinflamatorio, la planta tiene propiedades estimulantes, descongestionantes y antisépticas. La lista de beneficios es mucho más extensa y favorece varios órganos del cuerpo humano.

El alcanfor incluso sirve para ayudar a tratar los trastornos nerviosos, preservar la salud de la piel y mejorar la salud del corazón y el sistema respiratorio.

En este artículo, aprenderá qué es el alcanfor, para qué sirve y los principales beneficios de incluir el uso de alcanfor en su vida diaria. Una vez que descubra todos los beneficios del alcanfor, también aprenderá a usar este compuesto, aprovechando al máximo sus propiedades terapéuticas.

Alcanfor

¿Qué es el alcanfor?

El alcanfor es un compuesto orgánico de la clase de terpenos que se usa comúnmente en la composición de cremas, lociones y ungüentos. Es un aceite esencial extraído del tronco de los árboles de alcanfor que se purifica mediante el proceso de destilación.

Hay 2 variaciones de alcanfor: Cinnamomum camphora y Dryobalanops camphora. Cinnamomum camphora se extrae del árbol llamado alcanfor común, mientras que la otra variedad se obtiene del árbol de alcanfor de Borneo. Ambos aceites extraídos de estos árboles tienen propiedades similares, pero tienen diferentes aromas y diferentes concentraciones de ciertas sustancias.

Los compuestos de alcanfor que son responsables de sus propiedades beneficiosas son alcohol, alcanfor, terpeno, safrol, borneol, pineno y canfeno.

¿Para qué sirve el alcanfor?

El aceite esencial de alcanfor no sólo alivia el dolor, la picazón y la irritación, sino que también actúa como un remedio para aliviar la congestión de las vías respiratorias y para tratar afecciones inflamatorias.

Todo esto se debe a las propiedades bactericidas, antifúngicas, antioxidantes, antisépticas y antiinflamatorias del alcanfor.

Para comprender mejor cómo funciona en nuestro cuerpo, se detallan a continuación los beneficios del alcanfor.

Árbol de alcanfor

Beneficios del alcanfor

1. Mejora la circulación sanguínea

El aceite esencial de alcanfor tiene un efecto estimulante que ayuda a estimular la actividad del sistema circulatorio, el proceso digestivo y el metabolismo. Esto ayuda a tratar problemas y enfermedades asociadas con la circulación sanguínea inadecuada. El alcanfor también mejora la digestión y las tasas metabólicas.

2. Favorece la digestión

El alcanfor ayuda a reducir la formación de gases al eliminar problemas gastrointestinales como la flatulencia.

También aumenta la secreción de ácidos digestivos y enzimas indispensables para el buen funcionamiento del sistema digestivo, ayudando a tratar y prevenir problemas como diarrea, gastroenteritis y gases.

3. Ayuda en el tratamiento de trastornos nerviosos

Debido al efecto anestésico y antiespasmódico del alcanfor, puede ser útil para ayudar a tratar los trastornos nerviosos.

El alcanfor puede causar entumecimiento de los nervios alrededor del área donde se aplica, lo que hace que las convulsiones, ataques epilépticos y otros trastornos nerviosos, se minimicen. Además, puede ayudar a controlar el nerviosismo crónico y los problemas de ansiedad.

4. Alivia el espasmo

Según los datos de un estudio de 2004, publicado en la revista Phytotherapy Research, el alcanfor también es conocido por sus efectos antiespasmódicos y relajantes.

Los productos que contienen alcanfor son ampliamente utilizados por atletas o personas que necesitan alivio del dolor, espasmos o calambres musculares, por ejemplo.

5. Aumenta la libido

Además de estimular la libido al estimular partes del cerebro involucradas con los deseos sexuales, el alcanfor mejora la circulación sanguínea, lo que puede ayudar a estimular la erección masculina.

6. Mejora la salud de la piel

Las cremas, aceites y otros productos que contienen alcanfor ayudan a aliviar la irritación y picazón de la piel, y mejoran la salud general de la piel.

Según un estudio de 2015, publicado en la revista animal Phytotherapy Research, el alcanfor puede ser útil en el tratamiento de arrugas y heridas ocasionadas por la exposición a la luz ultravioleta. Esto puede explicarse por la capacidad del alcanfor para aumentar la producción de colágeno y elastina, los cuales mejoran la apariencia de la piel.

7. Alivia la neuralgia

La neuralgia es una afección de salud en la que se daña un nervio craneal debido a la inflamación de los vasos sanguíneos que lo rodean. Esta condición puede causar mucho dolor.

El alcanfor puede ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad, ya que puede hacer que los vasos sanguíneos se contraigan, reduciendo la presión sobre el nervio craneal.

8. Reduce la inflamación

Los efectos antiinflamatorios y sedantes del alcanfor ayudan a tratar varios tipos de inflamación y ayudan a disminuir el dolor que acompaña a muchas enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, por ejemplo.

9. Alivia el dolor y la hinchazón

Debido al efecto analgésico, el alcanfor proporciona alivio para el dolor y la inflamación. Un estudio publicado en el Pakistan Journal of Pharmaceutical Sciences en 2015, mostró que un aerosol que contiene ingredientes como alcanfor, mentol, eucalipto y aceites esenciales de clavo, fue efectivo para aliviar el dolor leve – moderado durante un tratamiento de 2 semanas, en las articulaciones, hombros y parte baja de la espalda.

El alcanfor también parece ser beneficioso contra las quemaduras. Según una investigación publicada en el World Journal of Plastic Surgery 2018, una pomada que contiene alcanfor, miel y aceite de sésamo, redujo el tiempo de curación de quemaduras de segundo grado.

10. Efecto descongestionante

El alcanfor ayuda a descongestionar las fosas nasales y también ayuda con la tos. Según un estudio de 2010 publicado en la revista Pediatrics, la inhalación de vapor de agua de alcanfor alivia la tos nocturna, la congestión nasal y también ayuda a dormir mejor.

11. Tratamiento de artritis

Los productos que contienen alcanfor también se pueden usar para tratar la artritis, para aliviar el dolor, la inflamación y la hinchazón, asociados con este problema de salud.

Ya hay productos en el mercado que contienen alcanfor y promueven la sensación alterna de frío y calor en la piel. Este tipo de terapia térmica es interesante para las personas con artritis, porque ayuda a aliviar la inflamación y mejorar la circulación sanguínea durante el mismo período de tiempo.

Hoja de alcanfor

Otros beneficios del alcanfor

El alcanfor también se puede usar para tratar algunos casos de insuficiencia cardíaca, y puede ser útil para tratar otras afecciones de salud como la gripe, el sarampión, la tiña causada por hongos en las uñas, la tos, la intoxicación alimentaria y otras afecciones, además de aliviar las picaduras de insectos y tratar las infecciones del tracto reproductivo.

También hay informes no científicos de que el alcanfor puede ser beneficioso en el tratamiento de hemorroides, verrugas, flatulencia, ansiedad, depresión, espasmos musculares, dolor de oído, acné, pérdida de cabello y baja libido.

¿Cómo usar el alcanfor?

El alcanfor sólo debe usarse externamente, es decir, nunca debe tomarse por vía oral porque la sustancia puede ser dañina para el cuerpo. Por lo tanto, el alcanfor y sus productos deben aplicarse con cuidado a la piel o usarse en aromaterapia en bajas concentraciones.

Los productos cosméticos como cremas, lociones de baño y productos para el afeitado pueden contener alcanfor como ingrediente. También es muy común encontrar alcanfor en productos para aliviar el dolor muscular, como Bengay, por ejemplo, y también en ungüentos para aliviar la tos y pulmones congestionados, como Vick VapoRub. Todos estos productos deben usarse de acuerdo con las instrucciones.

– Uso tópico

Cualquier producto que contenga alcanfor no puede exceder la concentración del 11% de alcanfor en la composición.

En general, los ungüentos para la picazón y el alivio del dolor deben estar entre 3 y 11% de alcanfor y deben aplicarse de 3 a 4 veces al día.

Para la tos o el alivio pulmonar completo, la pomada debe contener un 4,7 a 5,3% de alcanfor. En este caso, se debe aplicar una capa gruesa de pomada en la región de la garganta y el pecho.

En el tratamiento de la osteoartritis, generalmente se recomienda un producto que combina alcanfor, sulfato de glucosamina y sulfato de condroitina, que debe aplicarse de acuerdo con el consejo médico durante 8 semanas.

– Uso por inhalación

Se debe usar 1 cucharada de alcanfor por litro de agua caliente. El vapor puede inhalarse desde un recipiente con agua caliente o con la ayuda de un vaporizador.

Consejos y algunos cuidados

Debido a que se absorbe fácilmente a través de la piel, el alcanfor puede causar algunos efectos secundarios si se usa en dosis altas. Pero si se usa correctamente, el compuesto puede ser muy beneficioso para la salud, sin descuidar la seguridad. Los siguientes consejos le permitirán disfrutar de los beneficios del alcanfor sin poner en peligro su salud:

1. Pruebe el compuesto en un área pequeña

Para evitar reacciones alérgicas, es importante aplicarlo en una parte de la piel y observar lo que sucede dentro de las 24 horas siguientes. Sólo después de eso, es seguro aplicar el producto  una porción más amplia de la piel.

2. No use alcanfor en altas concentraciones

Las cremas y lociones que contienen bajas concentraciones de alcanfor pueden usarse sin problemas, siempre que se sigan las instrucciones de uso en el prospecto o la etiqueta del empaque. Idealmente, no use alcanfor puro o productos con más del 11% de alcanfor en su composición.

Cuando se usa aceite esencial de alcanfor para inhalar por la nariz, se recomienda usar aceite diluido en agua, porque la inhalación en altas concentraciones puede provocar tos y sibilancias en el pecho.

Si el alcanfor se usa en exceso o en una versión muy concentrada, pueden ocurrir efectos adversos como enrojecimiento e irritación local. Además, el alcanfor no debe usarse en la piel que tiene una herida o grieta, ya que el cuerpo puede absorber niveles potencialmente tóxicos de la sustancia. También se recomienda evitar el contacto de alcanfor con los ojos.

3. Evite si está embarazada o amamantando

Las mujeres embarazadas o lactantes no deben usar alcanfor, ya que no está claro si el compuesto puede ser perjudicial para la salud del bebé.

4. Observe el color del aceite de alcanfor

Cuando use aceite de alcanfor, tenga en cuenta su sombra. Cuanto más brillante, mejor. Esto se debe a que los aceites de alcanfor amarillos o marrones pueden contener mayores cantidades de safrol, lo que los hace tóxicos.

5. Siga las instrucciones

Siempre use alcanfor de acuerdo con las instrucciones del fabricante y nunca aplique cantidades mayores a las recomendadas. La intoxicación por alcanfor puede ser grave y causar síntomas como ardor en la boca y la garganta, náuseas y vómitos. La moderación es la clave para evitar problemas con el uso excesivo de alcanfor y cosechar los beneficios del alcanfor de manera responsable.