La propuesta es simple: utilizar terrazas de hoteles y centros comerciales de la ciudad de São Paulo para plantar y cosechar cultivos hidropónicos de alimentos. Así, las frutas y verduras pueden sembrarse cerca de la feria o el supermercado, garantizando su frescura. La iniciativa es la compañía Suiza Urban Farmers, que desea producir alimentos sin pesticidas para los consumidores. La misma agua que se utiliza para las plantas también se utiliza para criar peces a través de un proceso conocido como aquaponia.

«En la naturaleza, no hay ningún concepto de residuos. Todo se recicla. Hoy, cuando nos fijamos en el aspecto económico, 80% es basura. Estamos tratando de cambiar eso mediante la producción ultra-local, dice Romano Gaus, fundador y Presidente de Urabn Farmers.

La empresa ya está buscando edificios en Sao Paulo para comenzar operaciones el año próximo.

urban1

urban3

urban4

urban5

urban6

Todas las fotos: difusión

Comentarios de Facebook