El Cucamelon, también conocido como pepinillo agrio mexicano o sandía ratón (Melothria scabra) es una planta trepadora de la familia cucurbitácea y se cultiva por sus pequeños frutos, con sabor a pepino pero con un ligero toque cítrico. A continuación vamos a aprender a cultivarlo, es muy simple!

Si bien tienen un aspecto un poco extraño, los cucamelones no son un extraño híbrido genéticamente modificado, sino un manjar de América Central que se come desde la época precolombina y es un elemento básico en las dietas mexicanas.

Cómo cultivar cucamelon, sandía enana o sandía ratón (Melothria Scabra)

Beneficios para la salud de los cucamelones

El hecho de que los cucamelones sean pequeños no significa que su valor nutricional sea bajo.

De hecho, se dice que están en camino de convertirse en el próximo superalimento de moda, abundante en vitaminas y minerales, antioxidantes y fibra, a la vez que bajo en calorías.

Se dice que sus ricos nutrientes ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y cáncer, así como a proteger contra el envejecimiento prematuro al ayudar a proteger y rejuvenecer las células, tejidos y órganos del cuerpo.

La combinación de nutrientes como la vitamina C, el potasio y los carotenoides, ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, brindando una mayor protección al corazón y al sistema cardiovascular. Sus fitonutrientes también apoyan el funcionamiento adecuado de los ojos y casi todos los órganos internos.

Los melones como estos contienen un alto nivel de licopeno, un carotenoide que se sabe que mejora el funcionamiento cardíaco, así como el betacaroteno, conocido por sus notables propiedades antioxidantes y antienvejecimiento que ayudan a prevenir afecciones cardíacas relacionadas con la edad y mucho más.

Cómo cultivar cucamelon, sandía enana o sandía ratón (Melothria Scabra)

Cómo cultivar cucamelon o sandía enana

 

También te puede interesar:  Conoce las hierbas aromáticas ideales para espacios pequeños

Consideraciones climáticas para el cultivo de cucamelon

Los cucamelones se cultivan como vegetales anuales en la mayoría de los climas, aunque técnicamente son plantas perennes.

Requieren una temporada de crecimiento larga con al menos 65 a 75 días de clima cálido y sin heladas y temperaturas del suelo que estén entre 23 y 29 grados para dar fruto.

Si vive en un área más fresca, puede cultivarlas en macetas y trasladarlas al interior a una habitación luminosa y cálida cuando las temperaturas nocturnas bajen a menos de 10 grados.

La siembra

Los cucamelones se inician mejor en interiores, alrededor de 6-8 semanas antes de que desaparezca el riesgo de heladas.

Si bien se pueden plantar directamente en el suelo después de que haya pasado el peligro de heladas, es mejor comenzarlos en el interior y luego trasplantarlos al exterior después de que todo el peligro haya desaparecido.

Otra opción es plantar una semilla en cada maceta, de aproximadamente media pulgada de profundidad, y colocarla en un invernadero a temperaturas de alrededor de 72 grados Fahrenheit.

Tenga paciencia, los cucamelones son lentos, especialmente en comparación con los pepinos en crecimiento.

Necesitan más tiempo para germinar, y pueden pasar hasta tres o cuatro semanas antes de que comiencen a aparecer esos pequeños brotes verdes.

Elija la ubicación de plantación

A los cucamelones les gusta el sol pleno y el suelo rico y de drenaje rápido. Elija un sitio de cultivo que obtenga una exposición total al sur y permita al menos 12 pulgadas cuadradas de espacio para cada planta.

Se requieren al menos seis horas de luz solar directa diariamente para mantener sus plantas sanas y productivas. Cuanta más luz solar, mejor estarán.

También te puede interesar:  Suculentas: conozca las principales variedades y cómo cultivarlas

Cómo cultivar cucamelon, sandía enana o sandía ratón (Melothria Scabra)

Los cucamelones se pueden usar en una variedad de platos.

Son geniales en salteados, en salsas y ensaladas, picados y colocados en un vaso de martini, o simplemente comidos crudos o espolvoreados con hierbas secas.

También puedes mezclarlos con pimientos y aceitunas en rodajas, junto con una toque de aceite de oliva virgen extra.

También se pueden encurtir , al igual que usted encurtiría pepinos. Preparar cucamelones en vinagre es muy fácil: son mejores cuando se pre-salan, ya que obtendrás un resultado más sabroso y el proceso de encurtido también será mucho más rápido.