Los alimentos que hacen bien al corazón y disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares como la presión arterial alta, el accidente vascular cerebral (AVC) o el infarto, son aquellos ricos en sustancias antioxidantes, fibras y grasas monoinsaturadas o poliinsaturadas, como el aceite de oliva, ajo, avena, tomate y sardina, por ejemplo.

Además de cuidar la dieta, también es importante practicar actividad física al menos 3 veces por semana, ya que trae beneficios como estimular la circulación sanguínea, mejorar la condición cardiovascular y estimular el surgimiento de nuevos vasos sanguíneos, lo que reduce las posibilidades de secuelas graves en casos de infarto o accidente vascular cerebral.

1. Aceite de Oliva Extra Virgen

El aceite extra virgen es rico en grasas buenas y antioxidantes que aumentan el colesterol bueno y reducen el colesterol malo, mejorando la circulación de la sangre y ayudando a prevenir la arteriosclerosis. Para incluirlo en la dieta, se puede añadir 1 cucharada de aceite sobre la comida, en el almuerzo y en la cena, y utilizarlo para sazonar la ensalada o freír huevos, por ejemplo.

2. Vino tinto

El vino tinto es rico en resveratrol, que es un polifenol antioxidante que ayuda a reducir problemas como enfermedades del corazón, mejorar los niveles de colesterol y reducir la inflamación. El resveratrol también está presente en las semillas y en la cáscara de uvas rojas, estando también presente en el jugo integral de uva.

Lo ideal es consumir 1 taza de vino tinto al día, entre 150 y 200 ml para mujeres, y hasta 300 ml para los hombres.

3. Ajo

El ajo se utiliza desde hace muchos siglos como alimento curativo, y sus principales beneficios son: mantener la salud de los vasos sanguíneos durante el envejecimiento, ayudar en el control de la diabetes y el colesterol, reducir la presión arterial, prevenir el cáncer de próstata y actuar como antifúngico.

4. Linaza

La linaza es una semilla rica en fibra y omega-3, un tipo de grasa poliinsaturada que ayuda a reducir el colesterol, mejorar la circulación de la sangre y reducir la inflamación. Para absorber su grasa, la linaza debe ser consumida en forma de harina, pues el intestino no puede digerir la semilla entera. También se tiene la opción de usar suplementos en cápsulas con el aceite de linaza.

También te puede interesar:  Tamari, una alternativa a la salsa de soja

Cuando se consume toda la semilla, sus fibras permanecen intactas, ayudando a combatir el estreñimiento. La harina de linaza se puede agregar sobre las frutas en el desayuno o en los refrigerios, colocados en yogures, ensaladas y vitaminas.

5. Frutas rojas

Las frutas rojas como fresa o frutilla, acerola, guayaba, mora, sandía, ciruela y frambuesa son ricas en antioxidantes que ayudan en la prevención de la arteriosclerosis, enfermedad que obstruye los vasos sanguíneos a lo largo del tiempo y que puede provocar problemas como infarto y AVC.

Además, estas frutas también son ricas en vitamina C, licopeno, complejo B y fibras, nutrientes que ayudan en la prevención de problemas como el cáncer y el envejecimiento precoz.

6. Avena

La avena es un grano bastante rico en fibra, que ayuda a controlar el colesterol, la presión sanguínea y la glucemia, que es el azúcar en la sangre. Estas fibras también estimulan el funcionamiento intestinal y el mantenimiento de una flora sana, lo que es esencial para prevenir enfermedades como el cáncer y mejorar la circulación sanguínea.

Para obtener sus beneficios, se debe consumir entre 1 y 2 cucharadas de avena al día, que puede ser incluida en vitaminas o batidos, ensaladas de frutas o recetas de pasteles y galletas.

7. Tomate

El tomate es muy rico en licopeno, uno de los más poderosos antioxidantes que actúa en el organismo mejorando la circulación y previniendo problemas graves, como el cáncer y la arteriosclerosis. El licopeno está disponible principalmente cuando el tomate se calienta, como es el caso de las salsas de tomate, por ejemplo.

El uso del tomate en la alimentación es muy fácil, porque encaja en diversos tipos de ensaladas, cocidos, jugos y salsas, combinando con prácticamente todos los tipos de platos.

También te puede interesar:  Propiedades de las semillas de Palta o Aguacate

8. Sardina, atún y salmón

La sardina, el atún y el salmón son ejemplos de peces ricos en omega-3, un nutriente que está presente en la grasa de los peces de agua salada. El omega-3 es un ácido graso bueno, que ayuda a regular los niveles de colesterol, mejorando el colesterol bueno y ayudando a prevenir la arteriosclerosis.

Además, también reduce la inflamación del organismo como un todo, y estos peces se deben incluir en la alimentación por lo menos 3 veces por semana.

9. Chocolate amargo

El chocolate amargo, a partir del 70% de cacao, trae beneficios para la salud por tener un alto contenido de cacao, que agrega grasas buenas y antioxidantes. Estos nutrientes actúan en el organismo mejorando la presión arterial, previniendo la formación de placas de ateromas que entuban los vasos sanguíneos y mejorando los niveles de azúcar en la sangre.

Para obtener estos beneficios, se recomienda el consumo de alrededor de 3 cuadraditos de chocolate amargo por día, lo que equivale a unos 30 g.

10. Aguacate o palta

El aguacate es rico en grasa monoinsaturada, que es capaz de aumentar el colesterol bueno y reducir los niveles de colesterol malo en la sangre. Además, el aguacate también es rico en carotenoides, potasio y ácido fólico, nutrientes que mejoran la circulación de la sangre.

El aguacate se puede utilizar en vitaminas o batidos, ensaladas o consumido en forma de guacamole, que es una receta deliciosa.

Además de consumir estos alimentos en la dieta, también es importante evitar el consumo de alimentos ricos en azúcar, harina blanca y grasas malas, como salchichas, jamones, pasteles, dulces y frituras.