La ansiedad puede generar síntomas físicos y psicológicos, como sensación de falta de aire, aprieto en el pecho, temblores o pensamientos negativos, por ejemplo, que pueden condicionar el día a día de la persona y aumentar el riesgo de contraer enfermedades. Aprenda 7 consejos que pueden ayudar a controlar la ansiedad y el nerviosismo y tener una vida mejor y más plena:

1. Cambiar de actitud

Una de las cosas que puede ayudar a reducir la ansiedad es cambiar la actitud hacia el problema. Para ello, la persona debe intentar informarse sobre lo que está causando la ansiedad, percibir si tiene solución y resolver cuanto antes.

Si la persona no puede resolver el problema, debe darse cuenta de que estar ansiosa no va a mejorar la situación y por eso debe intentar cambiar de actitud y relajarse lo máximo posible.

2. Respetar sus limitaciones

Hay personas que sienten mucha ansiedad, pero sufren solas con los problemas, lo que hace que se aíslen y esto puede aumentar el sufrimiento.

Una actitud que puede ayudar a superar este sentimiento es pedir la ayuda de amigos, familiares o incluso un psicólogo, que pueden ayudar a la persona a estar más tranquila.

3. Respirar profunda y tranquilamente

Cuando una persona está muy ansiosa o durante una crisis de ansiedad, es común que ocurra una sensación de falta de aire y aprieto en el pecho, que son síntomas que se pueden hacer muy incómodos.

En esos casos, la persona debe respirar profunda y tranquilamente, como hacia el vientre. Otra cosa que puede ayudar, es cerrar los ojos e imaginarse en un lugar agradable, como en una playa, el mar con olas cada vez más lentas.

También te puede interesar:  Bálsamo cicatrizante con flores de caléndula

4. Pensar positivo

Muchas veces, la ansiedad surge debido a pensamientos negativos o autodestructivos, que a veces son intensificados por la propia persona.

Un consejo que puede ayudar a controlar estos pensamientos, es ver el lado positivo de los problemas. Además, una cosa que puede ayudar, es recordar todo lo que es positivo que sucede en el día a día y practicar la gratitud.

5. Valorizar el presente

Muchas veces, las personas se sienten ansiosas por pensar mucho en el futuro, lo que genera miedos, haciendo que se sufra por anticipado. Para evitarlo, la persona debe valorar y vivir el presente, evitando pensar demasiado en el futuro.

Si la ansiedad es causada por el pasado, nada puede hacerse para cambiarlo y por eso, se debe evitar invertir mucho tiempo pensando en cosas que ya sucedieron y que no se pueden cambiar.

6. Identificar las causas de ansiedad

Generalmente, la ansiedad no surge sin motivo y, por eso, identificar las causas de su origen o aquello que genera tristeza, puede ayudar a la persona a mantenerlas lejos.

Además, cuando surgen pensamientos que la persona ha identificado como causantes de tristeza y ansiedad, la persona va a poder apartarlos más fácilmente.

7. Practicar una actividad

Practicar una actividad es una gran forma de distraerse de los problemas que causan ansiedad, vivir el tiempo presente y mantener la mente enfocada en un objetivo.

La práctica regular de actividad física de bajo impacto como caminar, andar en bicicleta o nadar son excelentes armas para lidiar con la ansiedad. Por eso, se recomienda que la persona ansiosa haga ejercicios todos los días y, durante los ejercicios, tenga pensamientos relacionados con la propia actividad física u otros pensamientos positivos.

También te puede interesar:  ¿Cómo curar naturalmente hematomas, contusiones y dolores?

Ocupar la mente con algo que sea placentero y útil, también es una gran forma de controlar la ansiedad.

Si, al seguir todas estas orientaciones, la persona continúa manifestando síntomas de ansiedad, tales como dolor de vientre, dolor de cabeza, mareo, miedo y estar pensando siempre en la misma situación, de forma perjudicial, se recomienda una consulta con un psicólogo o psiquiatra, ya que pueden ayudar a la persona a través de la terapia o indicar medicamentos para combatir la ansiedad y la depresión.