Crean seda sustentable a partir de pulpa de naranja de descarte

La crueldad que rodea a la industria de la seda a menudo es malentendida, minimizada o simplemente desconocida.

Según Plant Based News: “Los gusanos de seda a veces, se los hierve vivos en sus capullos para extraer los hilos que se utilizarán para crear la seda.

Aunque existen alternativas veganas a la seda, incluyendo la viscosa y poliéster, estas no son muy amigables con el medio ambiente.

La marca italiana, Orange Fiber , ha inventado una nueva y revolucionaria seda hecha de naranjas. El material es liviano, versátil y es más ecológico que otras alternativas.

Para producir la seda, la compañía utiliza cítricos cosechados localmente. Luego, la tecnología especial extrae la celulosa de los restos después de que la fruta ha sido exprimida, que luego puede transformarse en una lujosa tela.

La marca se centra solo en el uso de materiales veganos naturales, que pueden ayudar a los minoristas a producir prendas y accesorios de alta calidad y libres de crueldad.

Orange Fiber recibió el Premio Global Change de H&M en 2016.

Crean seda sustentable a partir de pulpa de naranja de descarte

Orange Fiber, que ahora cuenta con un equipo de 12 personas, opera desde una planta local de procesamiento de jugo, donde obtiene su material de desecho de forma gratuita.

El negocio es parcialmente estacional y opera durante los meses del año en que trabaja el productor de jugo. Pero una vez que la cáscara de naranja se ha transformado en celulosa, se puede almacenar para su uso posterior.

Antonio Perdichizzi, uno de los primeros inversores en Orange Fiber, dice que la empresa se destacó porque, a diferencia de la mayoría de las empresas innovadoras en Italia, no es digital.

Combustible natural

Los agricultores sicilianos siempre han usado la cáscara de naranja como alimento para animales o fertilizante. Pero las naranjas también pueden ser una fuente preciosa de energía.

En Mussomeli, una antigua ciudad cerca de Caltanissetta en el medio de Sicilia, los productos de desecho de naranja se utilizan para hacer biogás que se convierte en electricidad.

La granja Nuova Scala utilizó alrededor de 16,430 toneladas de cáscaras el año pasado para producir 24,000 kWh de electricidad.

La producción varía según la cantidad de naranjas producidas, y la empresa espera llegar a 22,000 toneladas de residuos de naranja en 2017.

 

Martín Reid

Apicultor, experto en sostenibilidad, apasionado por los huertos, el cultivo de alimentos orgánicos y las hierbas medicinales. Escribe para "El Horticultor" desde 2014.