El hongo comestible más grande del mundo es Africano y Medicinal

La mayoría de los hongos comestibles son bastante pequeños. Pero en África occidental y en Zambia, hay un hongo particularmente gigante: Termitomyces titanicus. En Zambia, donde la recolección de hongos es parte de la vida, el titanicus es especialmente querido. Termitomyces  es el hongo comestible más grande del mundo, con la tapa capaz de medir un poco más de 90 centímetros de ancho.

El nombre de Termitomyces se refiere a cómo crece dentro de una colina de termitas. Los hongos Termitomyces tienen una relación simbiótica con las termitas. El hongo crece en la materia fecal de la termita y descompone el material vegetal como alimento para ellos. Las termitas también muerden el tejido de hongos en descomposición. La mayoría crece en el invierno durante las lluvias, que es la mejor temporada de hongos. El sabroso Titanicus ahumado se considera particularmente delicioso, con una textura carnosa. Se puede encontrar en toda Zambia, pero crece particularmente bien entre la flora diversa de los bosques de miombo del país. (El miombo es un tipo de sabana boscosa).

Al igual que otros insectos cultivadores de hongos, los hongos asociados con las termitas reciben un suministro constante de material vegetal, en un lugar con temperatura ajustada y contenido de humedad óptimo para el crecimiento. A su vez, las termitas reciben una fuente de alimento fácil de digerir y confiable. La evolución de esta simbiosis ha llevado a un período de radiación adaptativa en esta subfamilia.

El impresionante perfil nutricional de los hongos termitomyces titanicus subraya el poder curativo de la naturaleza:

En general, los hongos tienen grandes cantidades de vitamina D, un potente refuerzo del estado de ánimo eficaz para combatir la depresión y aliviar el estrés. Además, la vitamina D es ampliamente reconocida por controlar con éxito la presión arterial y reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

Los hongos Termitomyces titanicus están repletos de una amplia gama de antioxidantes que incluyen fenoles, flavonoides y betacaroteno.

Estos antioxidantes reducen el daño a las células del cuerpo, mejorando la inmunidad y la capacidad del cuerpo para combatir la hipertensión, la artritis, la diabetes y casi cualquier enfermedad.

Los antioxidantes en los hongos termitomyces titanicus también tienen cualidades antienvejecimiento. También están presentes compuestos conocidos como tocoferoles que están equipados con un tremendo poder para eliminar toxinas del sistema, reduciendo profundamente la posibilidad de enfermedad.

La combinación de antioxidantes en los hongos termitomyces titanicus posee propiedades anticancerígenas extremadamente formidables que no solo reducen las células cancerosas existentes sino que también evitan que se formen nuevas células cancerosas.
Los antioxidantes en termitomyces y otros tipos de hongos son capaces de suprimir las células de cáncer de próstata y mama. Al igual que otros hongos, los termitomyces son una gran fuente de selenio, otro poderoso nutriente demostrado por la investigación que es extremadamente efectivo para combatir el cáncer de próstata.

Además de todos estos nutrientes, los termitomyces y otros hongos son ricos en beta glucanos, compuestos que tienen una influencia abrumadoramente positiva en la construcción de un sistema inmune fuerte.

La composición nutricional de termitomyces titanicus corrobora algunas creencias tradicionales africanas de que comer hongos termitomyces microcarpus, una variedad similar a termitomyces titanicus, puede restaurar la salud.

Fuente:

https://zambianeye.com/

https://www.atlasobscura.com/

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.