Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

 

Cuando la arquitectura se combina con el ingenio humano es capaz de salvar y transformar vidas, y eso es lo que el proyecto InsideOut, creado por el arquitecto italiano Andrea Tabocchini.

Es conocida como la escuela de ”adentro hacia afuera”, el edificio fue construido durante sólo 60 días en Yeboahkrom, un pueblo rural en Ghana, donde los vientos habían destruido la única escuela en la región. Utilizando sólo tierra y madera, el proyecto costó alrededor de 12 mil euros en total, y el resultado es un triunfo humano y arquitectónico.

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

 

Al reunirse con voluntarios locales y otros 20 países, ante la ausencia de energía eléctrica en el sitio, InsideOut fue hecha a mano, y utilizando material disponible en el àrea. 58 kilos de tierra fueron transportados manualmente y cerca de 3 kilómetros de madera fueron moldeados. La propia falta de recursos y posibilidades de la región de Yeboahkrom sirvieron como la oportunidad perfecta para un increíble proyecto de arquitectura sustentable.

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

Las paredes fueron hechas compactando tierra sobre una estructura de madera, y la propia naturaleza del edificio ofrece iluminación y ventilación naturales.

Rompiendo los límites entre el exterior y el interior, y al mismo tiempo ofreciendo abrigo y protección necesarios para que la escuela funcione, InsideOut es un diseño funcional, ecológico y sostenible que no sólo puede reproducirse en todo el mundo.

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

Una escuela sustentable en la Ghana rural

Información técnica
Para garantizar la durabilidad de la estructura y mejorar algunas de las características de las técnicas de construcción tradicionales, cada solución se convierte en una respuesta directa a problemas / desafíos reales; Función y estética se fusionan.

La falta de recursos y las limitaciones del sitio se convierten en la oportunidad de proponer un diseño sostenible que combine arquitectura y paisaje: las paredes escalonadas de 40 cm de ancho de las aulas se construyen al compactar la tierra local, una estructura de madera ligera levanta el techo y permite la luz cenital Entra en el edificio, y genera una ventilación natural de los espacios, mientras que la vegetación del jardín se convierte en la continuación de los porches, aumentando los espacios sombreados para estudiar al aire libre.

También te puede interesar:  ¿Es el Jabón casero realmente Ecológico?

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

 

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

 

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

Esta escuela sustentable fue hecha completamente a mano y es un triunfo humano y arquitectónico.

Si te interesa aprender más, aquí puedes encontrar libros de Bioconstrucción en nuestra Biblioteca