¿Por qué el bambú se considera la materia prima del futuro?

Pexels (CC0), Pixabay

La construcción civil es considerada una de las principales causantes de impacto ambiental en el mundo. Una forma de mitigar esto, por comprobación científica y eficiencia energética, es la elección de los materiales.

El bambú es el mayor ejemplo de ello porque presenta un excelente costo-beneficio. A pesar de ser una gramínea, es la mejor alternativa sostenible a la madera. Crece rápido en los más diversos climas y suelos, capta una gran cantidad de CO2 del aire, tiene una enorme resistencia y flexibilidad, además de tener un transporte fácil por ser ligero y compacto.

El bambú se está volviendo cada vez más accesible y altamente disponible dentro del mercado gracias al crecimiento de proveedores, arquitectos, diseñadores y mano de obra especializada.

Muchas veces nos preguntan: «¿Por qué construir con bambú?»

¡Queremos compartir con ustedes los 8 principales argumentos que utilizamos para defender el uso de esta planta increíble en su proyecto y en la obra!

1. Es un recurso renovable

Puede servir como sustituto de las maderas, ofrece una oportunidad de reducir drásticamente la deforestación de los bosques nativos y proteger las maderas nobles en extinción.

2. Absorbe gases de efecto invernadero

El bambú absorbe dióxido de carbono (CO2) y libera un 35% de oxígeno más que otros árboles en la atmósfera.

3. Tiene una alta tasa de crecimiento

Algunas especies de bambú crecen más de un metro al día! Ninguna planta en el planeta presenta una tasa de crecimiento tan rápida.

4. Desperdicio mínimo

Después de la cosecha, prácticamente todas las partes de la planta se utilizan para hacer una amplia variedad de productos.

5. Versatilidad

El bambú puede sustituir el uso de madera para casi todas las aplicaciones. Papel, suelo, muebles, carbón, materiales de construcción y mucho más. Además, las fibras de bambú son más fuertes que otras fibras.

6. No necesita fertilizantes, pesticidas o herbicidas

A diferencia de la mayoría de las plantas cultivadas para la comercialización, el bambú no requiere productos químicos agrícolas. El cultivo de bambú no añade sustancias químicas al medio ambiente.

7. Protección del suelo

El sistema de rizomas del bambú permanece intacto después de la cosecha e impide la erosión del suelo ayudando a conservar nutrientes para la próxima cosecha.

8. Crece en diversos lugares

De tierras bajas a altas altitudes, el bambú prospera en una amplia gama de climas, puede incluso crecer en regiones áridas y ayuda a preservar la humedad vital del suelo.

 

También te puede interesar:  Pinturas ecológicas de pared que puedes hacer en casa