Una pequeña constructora con sede en Oregon, Estados Unidos, desarrolló una microcasa muy encantadora y extremadamente eficiente. Perfecta para el minimalista que llevamos dentro. A pesar de su pequeño formato de 1.50 metros cuadrados, es totalmente funcional, no sólo por ser “auto-suficiente”, sino también por ofrecer a sus ocupantes un ambiente sano y no tóxico. Según el dueño y constructor, Andrew Gilcheck, la pasión de la empresa gira en torno a proporcionar estructuras sanas y sostenibles para las personas de conciencia ecológica.

Es 100% libre de materiales nocivos. El tratamiento del cedro fue hecho por el método tradicional japonés, yakisugi, que da lugar a un acabado de larga durabilidad. Un sistema de rainscreen (pared de alta tecnología) se instaló y hace la casa naturalmente resistentes al fuego, agua, putrefacción, plagas y condiciones climáticas extremas.

Está equipada con un panel solar que proporciona suficiente energía para todas las necesidades eléctricas de la casa. Para evitar el uso de gas, la casa está equipada con un horno de alcohol, un calentador solar de agua caliente que puede utilizar leña o electricidad como una fuente de calor auxiliar.

Fuente: http://tinyhouseswoon.com/orange/

Comentarios de Facebook