Estufas Rocket: Los que eligen eficiencia, confort y bajo consumo

Al comprender lo suficiente sobre cómo se quema la madera y cómo se mueve el calor; y al comprender el papel de los materiales en las partes de la estufa, usted puede construir una estufa Rocket para su hogar, utilizando los materiales disponibles y económicos a su alrededor, a menudo de su propio flujo de desechos. Algunos de los materiales, ladrillo, arcilla y un barril, son suficientemente fáciles de obtener sin costo alguno.

Las estufas Rocket son sistemas de mucha masa que almacenan calor. Las rocket necesitan fuegos cortos (2-4 horas) y calientes (en torno a 1000ºC) que generan altas temperaturas, Para ello es preferible madera ligera de crecimiento rápido, de sección no superior a los 15cm, aunque el criterio fundamental es que se trate de madera bien seca. A diferencia de otros sistemas, las rockets aprovechan el calor de los gases, haciéndolos circular por el cuerpo de la estufa. Esto permite recuperar hasta el 80% del calor generado durante la combustión. A la salida del conducto su temperatura no supera los 100ºC. La estufa, una vez cargada (2 a 4 horas de fuego al día), devuelve el calor lentamente, bajo forma de radiación, a lo largo de 12-24h.

Beneficios de las Estufas de alto rendimiento:

  • Alta eficiencia y bajo consumo de madera.
  • Calor radiante (el calor más saludable)
  • Independiente de la electricidad: menor coste de mantenimiento y mayor vida útil de la estufa al no incorporar elementos electrónicos.
  • Versatilidad de diseño adaptable a cualquier espacio (tanto funcional como estético)
  • Autoconstruible, siendo siempre preferible contar con el asesoramiento de un profesional.
  • Generación mínima de ceniza.

Una estufa artesanal y eficiente

Este sistema de estufas requiere un diseño y una construcción artesanal. Según unos parámetros técnicos que garantizan una gran eficiencia.

De todos los sistemas de leña que no utilizan electricidad, las estufas rocket son sin duda las más eficientes: en muchos casos supera el 90%.

  • Formas, estilos y acabados: Las estufas rocket se realizan en infinidad de formas y estilos: de hecho cada estufa es distinta. Pueden ser redondeadas, esculpidas con cob (mezcla de arcilla, arena y paja). También pueden ser más sobrias con formas rectilíneas. Pueden tener acabados pulidos más modernos, o ser más rústicas. Pueden ser de ladrillo a la vista, o estar revocadas con acabados naturales como los estucos de arcilla, o de cal.

Existen múltiples combinaciones que se adaptan al estilo del hogar y las personas que lo habitan. En muchos casos es un placer ver como estos participan activamente en darle la forma definitiva a su estufa, esculpiendo con sus manos la que será el corazón de su hogar.

Fuentes:

http://www.ecoconstruccion.net/

http://estufasrocket.es/

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.