Las centrales hidroeléctricas generan gran parte de la energía utilizada a nivel mundial. A pesar de ser consideradas renovables, tales estructuras tienen importantes impactos sociales y ambientales. La buena noticia es que han surgido micro centrales hidroeléctricas que pueden ayudar a aprovechar el potencial acuático sin causar tanto daño. Un ejemplo de esto es Waterotor, un pequeño generador que puede usarse incluso en las tranquilas aguas de un río.

Desarrollado por la compañía canadiense Waterotor Energy Technologies, el dispositivo produce energía hidrocinética, es decir, aprovecha la corriente de los ríos para generar energía. De esta manera no tienes que construir represas y formar lagos. La velocidad requerida para capturar energía puede ser tan baja como 3.2 km por hora, y a 6.5 km por hora, el producto alcanza un rendimiento óptimo.

Además, no necesita combustible, funciona las 24 horas del día y es capaz de convertir más del 50% de la energía disponible en agua corriente en electricidad. «Es barato, simple, resistente, fácil de instalar y no daña la vida acuática», dice el desarrollador que ha patentado la tecnología.

Las personas sin acceso a la electricidad, más de 800 millones de personas, según un informe del Banco Mundial, se encuentran entre el público objetivo al que la compañía aspira llegar. Waterotor se puede instalar en arroyos, ríos, canales y vías fluviales.

Puedes ver el producto en funcionamiento:

 

Microgenerador utiliza las corrientes de los ríos para producir energía.