Ciudades alrededor del mundo han comenzado un proceso de modernización y conciencia ecológica para traer un mejor futuro a través de proyectos como “París Smart City 2050”.

El gobierno de la ‘ciudad de la luz’ puso en marcha en abril del 2015 diversas acciones para dar paso a una urbe mucho más comprometida con el medio ambiente y sus residentes.

París permite por ley que su gente cultive comida orgánica y sostenible en cualquier lugar de la ciudad

Todo comenzó en abril de 2015, cuando la alcaldía de París anunció que pondría en marcha una nueva economía circular, con el objetivo de proteger jardines y promover el desarrollo de espacios ecológicos en la ciudad. En ese marco, con el objetivo de potenciar la agricultura urbana, el Ayuntamiento de París aprobó una medida tan inédita como revolucionaria: cualquier ciudadano podrá reverdecer el entorno y cultivar comida en cualquier punto de la ciudad: en un cantero, en un jardín público, en su casa, en la oficina, en los tejados o en cualquier rincón que la plazca. Se trata de reverdecer la ciudad y promover la cultura de los huertos urbanos por toda la capital francesa.

París permite por ley que su gente cultive comida orgánica y sostenible en cualquier lugar de la ciudad

 

Cualquier ciudadano de la capital francesa podrá reverdecer el entorno y cultivar comida en cualquier punto de la ciudad

 

París permite por ley que su gente cultive comida orgánica y sostenible en cualquier lugar de la ciudad

El gobierno local de París aporta a quien quiera hacer su huerto urbano un “kit de siembra” con semillas y tierra vegetal

El gran objetivo de esta propuesta es que en el próximo año 2020 haya nada más y nada menos que 100 hectáreas de jardines, azoteas, patios o diferentes muros repartidos por toda la ciudad, dedicadas al cultivo urbano en la ciudad más importante de Francia. Para ello, el gobierno de la capital francesa invertirá un total de ocho millones de euros para ayudar a potencia la arquitectura urbana.

París permite por ley que su gente cultive comida orgánica y sostenible en cualquier lugar de la ciudad

Y es que para convertirte en un jardinero más de la ciudad simplemente tendrás que acudir al ayuntamiento para rellenar una serie de cuestionarios y así podrás obtener los permisos necesarios para poder hacer este tipo de actividad que serán de tres años con la opción de prolongarlos durante un año más.

De esta manera, las personas que quieran plantar en algún punto de la ciudad, además de rellenar los documentos, se tendrán que comprometer a mantener su espacio cuidado y bonito además de que su estética sea mejor de la que había antes. Unas condiciones muy simples para toda persona que ame la naturaleza.

París permite por ley que su gente cultive comida orgánica y sostenible en cualquier lugar de la ciudad