El Gobierno ruso tomó la decisión de prohibir la fabricación de productos con organismos genéticamente modificados (OGM).

Rusia prohíbe los alimentos transgénicos

«Tomamos la decisión de renunciar a los OGM en la fabricación de alimentos», dijo el vice primer ministro de Rusia, Arkadi Dvorkóvich.

El Servicio Federal de Protección de los Derechos del Consumidor llevaba tiempo estudiando la posibilidad de vetar los transgénicos en el país.

Según las encuestas, la mayoría de los rusos está a favor de esta medida.