Utilizada durante cientos de años, por los curanderos para aliviar el dolor, la efectividad de la menta fue comprobada científicamente: un estudio realizado en la Universidad de Newcastle, Inglaterra, demostró que el té de menta tiene propiedades analgésicas que ayudan en la lucha contra el dolor. Los pueblos de Medio Oriente conocen muy bien las propiedades y beneficios del té a la menta, ya que tienen la costumbre de beber este té después de las comidas. Más información sobre las propiedades y beneficios del té de menta:

Las propiedades de la Menta

Los científicos que realizaron el estudio en la Universidad de Newcastle en Inglaterra, concluyeron que la menta tiene propiedades analgésicas iguales a las de drogas sintéticas. La menta en hojas contiene propiedades anticancerígenas, propiedades anti-micoticas y analgésicas.

Los beneficios del té de Menta

Hay varios estudios sobre la menta que muestran que ésta posee muchas propiedades medicinales. Las hojas de la menta contienen propiedades anti-cancerígenas, antifúngicas y analgésicas. A continuación, algunos de los principales beneficios del té de menta:

  • Ayuda en el proceso de digestión, sirve como un excelente digestivo;
  • Ayuda a reducir las flatulencias o gases intestinales;
  • El aroma característico de la planta contribuye a la descongestión de las vías respiratorias;
  • Ayuda en el alivio del dolor, tiene efectos similares a los de la aspirina;
  • Colabora en la lucha contra las náuseas y mareos;
  • Debido a su acción anti-espasmódica, ayuda a prevenir los espasmos intestinales;
  • Reduce el estrés;
  • Fortalece el sistema inmunológico;
  • Ayuda en salud bucal;
  • Puede ayudar en el tratamiento de la tos, asma y alergias.
  • El té de menta ayuda a adelgazar, pues contiene bajas calorías y también estimula el aumento del apetito. También estimula la reducción de grasa debido a sus excelentes propiedades digestivas.
También te puede interesar:  Propiedades del Ginkgo Biloba

Tiene propiedades que fortalecen el corazón y en general el sistema cardiovascular, contribuyendo a un flujo sanguíneo adecuado

Té de menta

¿Cómo preparar té de menta?

Ingredientes:

-Hojas de menta
-Agua;
-Miel o azúcar para endulzar. (opcional)

Preparación:

1) Arrancar algunas hojas de menta y colocarlas en una taza; (o bien utilizar hojas secas de menta)
2) Hervir agua en una olla o cacerola y agregar a la taza con menta, hasta llenarla
3) Dejar reposar durante unos 3 a 5 minutos
4) Normalmente, el té se toma sin quitar las hojas, pero puedes filtrarlas con un colador o una cuchara, si lo prefieres;
5) Endulzar con miel o azúcar, según el gusto personal. Si desea, puede agregar unas gotas de zumo de limón o naranja.

 

Té de menta con limón

Té de menta con limon

Ingredientes: hojas de menta (previamente limpiadas), agua filtrada, la miel o azúcar para endulzar, unas rodajas de limón.

Preparación: Triturar la menta para liberar los aromas y colocar en un recipiente. Cortar el limón en rebanadas y colocar junto con la menta. Añada agua filtrada hirviendo y cubra las hojas y el limón. Deje descansar por lo menos 5 minutos. Pase el líquido por el colador para retirar las hojas y el limón. ¡Endulce a gusto!

Té de menta con jengibre

Té de menta con jengibre

Ingredientes: hojas de menta (previamente limpiadas), agua filtrada, la miel o azúcar para endulzar, unas rodajas de jengibre.

Preparación: Triturar la menta para liberar los aromas y colocar en un recipiente. Cortar el jengibre en rebanadas y colocar junto con la menta. Añada agua filtrada caliente y cubra las hojas y el jengibre. Deje descansar por lo menos 5 minutos. Pase el líquido por el colador para retirar las hojas y el jengibre.

También te puede interesar:  Sembrar y cosechar brotes en casa

Té de menta con naranja

Té de menta con naranja

Ingredientes: hojas de menta (previamente limpiadas), agua filtrada, miel o azúcar para endulzar, unas rodajas de naranja.

Preparación: Triturar la menta para liberar los aromas y colocar en un recipiente. Cortar la naranja en rebanadas y colocar junto con la menta. Añada agua filtrada caliente y cubra las hojas y la naranja. Deje descansar por lo menos 30 minutos en la nevera. Pase el líquido por el colador para retirar las hojas.  Endulce a gusto y sirva helado.

Conclusión

El té de menta tiene innumerables beneficios a la salud, ayuda en el control de peso, en el fortalecimiento del sistema inmunológico, en la salud bucal, en la reducción del estrés, poseyendo propiedades diuréticas y analgésicas, entre muchas otras funciones.

Es muy sencillo añadir el té de menta en el día a día, pudiendo ser fácilmente preparado por cualquier persona.