¿Has escuchado en alguna parte hablar de una planta llamada ruibarbo? Ciertamente su abuela conoce esa planta, que desde hace mucho tiempo se utiliza para toda una variedad de cosas, de recetas. Los remedios naturales hechos con plantas son excelentes para la salud y el té de ruibarbo es un buen ejemplo, por sus beneficios y propiedades.

¿Quieres saber más sobre el té de ruibarbo? Es sólo leer este artículo hasta el final.

Origen y definición del ruibarbo

Originario de Siberia, región del Sudeste de Europa con climas bastante fríos. Sin embargo, con el paso del tiempo, su uso y cultivo se extendió por Europa y de ahí al mundo.

La llamada planta de ruibarbo pertenece a la familia de Polygonaceas y presenta el nombre científico Rheum tanguticum. Es conocida popularmente también como el ruibarbo de China, el ruibarbo del campo o ruibarbo palmeado.

Es una hierba anual, que produce pequeñas flores de coloración blanca o en tono verdoso, grandes hojas ásperas y palmeadas y con fruto acético. Muy parecido al apio, el té de ruibarbo tiene la capacidad de proporcionar beneficios para el cuerpo humano si se consume en una dieta apropiada.

Beneficios y propiedades del té de ruibarbo

Esta planta se utiliza como té, pero también se puede añadir en postres o en jaleas.

El ruibarbo es una planta medicinal que tiene un potente efecto estimulante y digestivo, utilizado sobre todo en el tratamiento del estreñimiento, debido a su efecto laxante. Además, presenta las siguientes propiedades:

Ayuda a adelgazar

El té de ruibarbo tiene bajas calorías y a menudo es recomendado para personas que están haciendo esfuerzos para adelgazar, sin deteriorar su salud. Lo anterior, porque 100 gramos de ruibarbo tienen sólo 21 calorías, por lo que es fácil consumir el ruibarbo sin engordar ningún kilo.

Las innumerables sustancias orgánicas presentes en el ruibarbo, ejercen efectos sobre el metabolismo que pueden elevar expresamente la tasa de quema de grasa corporal, ayudándole así también a adelgazar.

Trata enfermedades del corazón

El té de ruibarbo es totalmente libre de grasa y colesterol y no representa un peligro para la salud cardiovascular.

En realidad, puede elevar los niveles de colesterol bueno debido a la existencia de fibra dietética, que es conocida por retirar el exceso de grasa de las paredes de los vasos sanguíneos y de las arterias.

Además, la gran cantidad de antioxidantes contenida en el ruibarbo hace que los radicales libres no causen enfermedades del corazón y una gran diversidad de otros problemas de salud peligrosos.

Ayuda en la digestión

Nuestro sistema digestivo cumple un gran papel en nuestra salud general, por lo que es crucial mantenerlo sano y regulado. La alta cantidad de fibra presente en el ruibarbo puede garantizar un sistema digestivo en perfecto estado, facilitando la defecación y garantizando que los movimientos del intestino sean suaves y regulares.

El té de ruibarbo se ha utilizado comúnmente como un remedio para el estreñimiento, pero sólo recientemente se descubrió el porqué de su efecto tan potente. Al reducir el estreñimiento y otros males digestivos, usted puede deshacerse de una serie de disturbios gastrointestinales más severos, incluyendo hinchazón, calambres y hasta cáncer colorrectal.

Previene el mal de Alzheimer

La vitamina más importante del ruibarbo es, en realidad, la vitamina K, que juega un papel muy relevante en el cerebro y la salud neuronal. Puede prevenir la degeneración de las células cerebrales y estimular la actividad de la cognición, ayudando así a retrasar o incluso prevenir el surgimiento del mal de Alzheimer.

Mejora la salud de los huesos

Junto con su función de protección del cerebro contra la degeneración de las neuronas, la vitamina K también es catalizadora de la actividad osteotrópica, lo que quiere decir que alienta el crecimiento y la reparación ósea.

Dada la abundante proporción de calcio y otros minerales evidenciados en el ruibarbo, la planta en su totalidad es un importante protagonista en la protección de los huesos.

Previene el cáncer

Los antioxidantes han sido ampliamente investigados en los últimos tiempos debido a su poder de neutralizar los temidos radicales libres.

Los radicales libres a su vez son oriundos del metabolismo de las células que van a instigar a las células sanas a sufrir mutaciones o morir, varias veces culminando en un cáncer u otras molestias que son crónicas.

El ruibarbo es una excelente fuente de un compuesto llamado betacaroteno y otras sustancias polifenólicas, como la luteína y también la zeaxantina, que actúan de manera parecida a la vitamina A, dando mayor protección a la piel, a los ojos contra los impactos negativos de los radicales libres.

Una cantidad razonable de antioxidantes en su alimentación puede ayudar a impedir el envejecimiento precoz, la catarata, la degradación de los músculos y la aparición de arrugas.

Mejora la circulación sanguínea

Las cantidades residuales de cobre y hierro halladas en el ruibarbo son suficientes para fomentar la producción de nuevos glóbulos rojos, ampliando la totalidad de glóbulos rojos en el organismo, así como la oxigenación hacia áreas fundamentales del cuerpo, mejorando así su funcionalidad y acelerando metabolismo global del cuerpo.

Trata la diabetes

La presencia de un compuesto llamado raponticina en el ruibarbo ayuda a mejorar los niveles de azúcar en la sangre en las personas y así ayuda a prevenir la condición de la diabetes.

Mejora la visión

El té de ruibarbo contiene vitamina C y luteína, que son compuestos que son muy beneficiosos para una buena visión.

Trata los síntomas de la perimenopausia

Esta increíble planta también puede ayudar con síntomas de perimenopausia, reduciendo las ocurrencias de olas de calor debido a la presencia de fitoestrógenos.

Cuidado de la piel

El té de ruibarbo siendo rico en vitamina A, un antioxidante, ayuda a combatir los radicales libres y, por lo tanto, retrasa los signos de envejecimiento, incluyendo arrugas y líneas de expresión.

También actúa como un agente antifúngico y antibacteriano y previene las infecciones de la piel y el acné.

Si usted es fan del té, como el té de cereza, té de menta, té de bálsamo de limón o té de jengibre, por ejemplo, con seguridad le gustará el té de ruibarbo, porque tiene muchas ventajas y cuando se sirve bien frío, es refrescante y aún más sabroso.