Así se trasplantan árboles centenarios sin dañarlos

Enviromental Design es una empresa estadounidense que se especializa desde el año 1977 a trasplantar árboles centenarios en condiciones extremas.

Un árbol centenario es un tesoro, y afortunadamente hay cada vez más iniciativas que desean apreciar y preservar estos monumentos vivos en lugar de talarlos cuando se interponen en su camino. Si un árbol de 30 metros de altura con más de 100,000 kilogramos está en el medio de una ciudad e impide nuevos trabajos o cambios en la ruta de las carreteras o en la construcción de edificios, esto se convierte en un problema. Afortunadamente se pueden trasplantar estos árboles históricos a lugares seguros en lugar de talarlos.  Hay dos problemas críticos que resolver: por supuesto, no dañar el árbol y averiguar dónde moverlo en el laberinto de las calles de la ciudad.

Así se trasplantan árboles centenarios sin dañarlos

Porceso de trasplante de un árbol centenario

Para mover un árbol, la empresa Enviromental Design cava primero las raíces, la parte más importante del árbol. Luego usa un sistema de soportes inflables colocados debajo de las raíces, se inyecta aire y el árbol se levanta lentamente. Estos soportes inflables pueden rodar en el camino y al mismo tiempo sirven como cojines para que el árbol no sufra durante el transplante.

En este video se puede ver una de sus operaciones, el trasplante de un roble de más de 100 años con un tronco de más de un metro de diámetro y más de 150,000 kg de peso por la ciudad de Austin, EE. UU. Con la ayuda de grúas, el árbol se sube a un camión enorme y se lo lleva a su nueva ubicación, donde se replanta.

 

https://www.treemover.com/

Martín Reid

Apicultor, experto en sostenibilidad, apasionado por los huertos, el cultivo de alimentos orgánicos y las hierbas medicinales. Escribe para "El Horticultor" desde 2014.