El nombre Artemisia fue tomado de diosa griega Artemis, conocida como la diosa de la virginidad, de los animales, de la caza y del parto. Se trata de un arbusto de la misma familia del girasol y de la margarita. La planta de los vástagos rojos que pueden alcanzar hasta 5 metros de altura, tiene hojas verdes oscuras y blancas enmarañadas. Las flores son pequeñas y presentan un color marrón rojizo, o amarillo con algunos tonos de verde.

Prácticamente todas las partes de la planta se utilizan con fines medicinales. Sin embargo, lo más común es extraer los nutrientes de sus hojas. Así, las hojas y las flores son cosechadas un poco antes de madurar y secas para uso medicinal.

12 Beneficios de la Artemisa - Qué es y para qué sirve

Esta planta puede ser utilizada tanto para cocinar como para el uso medicinal; debido a sus efectos beneficiosos para la salud y su sabor característico. Históricamente las mujeres se han servido de ella para inhibir sus ciclos menstruales y aliviar los síntomas de la menopausia. Las parteras también la empleaban para facilitar el nacimiento del bebé y evitar, así,  dolores durante el parto.

Pero los beneficios de la artemisa van más allá; sus antioxidantes y diversos nutrientes ayudan a tratar problemas digestivos e intestinales como náuseas, vómitos, estreñimiento y úlceras.

12 Beneficios de la Artemisa - Qué es y para qué sirve

¿Quieres conocer y aprender más sobre todos los beneficios de la artemisa y sus diferentes usos? Entonces usted está en el lugar correcto.

 

¿Qué es?

 

La Artemisia puede ser llamada también: artemega, ceñidor, yuyo crisantemo, absintio (ajenjo) salvaje, a veces se confunde con la hierba de San Juan , pero son especies diferentes.

La planta presenta en su composición antioxidantes como flavonoides, cumarinas, triterpenos y sustancias como el alcanfor, tujona, linanol, betasitosterol y betacaroteno. También contiene  vitaminas A, K, E, algunas del complejo B, potasio, calcio, hierro y otros minerales

Las propiedades de la Artemisa son muy amplias, ya que existen muchas variedades principalmente en países de Asia, de Europa y de América del Norte. Hay más de 380 especies diferentes, cada una tiene características y beneficios específicos,  aquí las más comunes:

 

  1. Artemisia vulgaris: es la especie más común y es, precisamente, sobre sus propiedades que vamos a tratar en ese artículo. Se utiliza mucho para tratar problemas como la anemia, dolor de estómago, ausencia de apetito, ciclo menstrual irregular, gastritis, neuralgia, nerviosismo y mal aliento o halitosis.
  2. Artemisia dracunculus: este tipo de ajenjo se utiliza para tratar los dolores menstruales, reumatismo, mala digestión, insomnio, hiperactividad y náuseas.
  3. Artemisia absintum: esta variedad es útil para combatir microorganismos, tales como gusanos y parásitos presentes en el cuerpo. También ayuda en el tratamiento de ardor de estómago, fiebre, mala digestión, falta de apetito, además de actuar como repelente de insectos y como un sustituto del uso de sal.
  4. Artemisia póntica: esta categoría tiene efectos muy similares con la artemisia absintum y también se puede utilizar para combatir el dolor debido a sus propiedades analgésicas y como un saborizante natural de bebidas alcohólicas.

 

  1. Artemisia lactiflora: esta clase la aplican mucho en la cocina china para saborizar los alimentos.

 

  1. Artemisia annua: este grupo es útil en la lucha contra enfermedades como la malaria. Además, presenta propiedades antisépticas y antiparasitarias que ayudan al sistema inmunológico a combatir condiciones de salud como fiebre, resfriado y gripes además de facilitar la digestión y ser útil en el tratamiento de algunos tipos de cáncer de mama, de próstata y leucemia.

 

  1. Artemisia ludoviciana: esta clase vegetal se destaca por sus propiedades antisépticas y propiedades antipiréticas que ayudan a combatir las enfermedades que causan la inflamación en la piel y la gripe, por ejemplo.

atremisa para que sirve

 

¿Para qué sirve?

 

La artemisia parece presentar propiedades bactericidas, antifúngicas, antiasmáticas y expectorantes muy útiles para aliviar problemas respiratorios e infecciones. La medicina tradicional durante muchos años la usó debido a que  :

  • calma problemas estomacales e intestinales incluyendo estreñimiento, dolores, espasmos y otras molestias;
  • alivia las inflamaciones de la piel, como por ejemplo las molestias causadas por las cicatrices de quemaduras;
  • ayuda a combatir el insomnio;
  • mejora los síntomas de ansiedad y depresión;
  • trata inflamaciones y dificultades respiratorias;
  • alivia calambres;
  • mejora de la digestión;
  • estimula a la circulación sanguínea;
  • calma dolores y síntomas relacionados con la menstruación y la menopausia;
  • coadyuvante en la pérdida de peso;
  • combate infecciones que afectan el tracto urinario;
  • mitiga los problemas renales;
  • fortalece el sistema inmunológico y desintoxica el organismo;
  • regula los niveles de azúcar en sangre.

Hay todavía estudios en desarrollo que sugieren el uso de esta planta para tratar dolores articulares y algunos tipos de cáncer. Aunque no todos han sido testeados científicamente.

 

¿Descubramos cuáles son los reales beneficios de la artemisa para la salud?

Beneficios del té de Artemisa

 

  1. Tratamiento de la ansiedad y de la depresión

Calma la tensión en el sistema nervioso y metabólico y así mejora la calidad de vida de las personas que sufren de estrés, ansiedad y depresión.

 

  1. Mejora de la digestión

Reduce la hinchazón asociada a la retención de gases, alivia los cólicos y problemas como el estreñimiento y la diarrea. Esto ocurre porque algunos compuestos activos presentes en la planta pueden estimular la producción de bilis, sustancia que ayuda a digerir los macronutrientes como la grasa y a absorber los nutrientes, lo que puede acelerar y facilitar la digestión.

También te puede interesar:  Beneficios y propiedades del Shiitake

 

  1. Alivio de cólicos menstruales y estímulo a la menstruación

Aumenta el flujo menstrual, permitiendo una circulación de sangre sana en la región pélvica y en los músculos uterinos, lo que hace que los órganos del aparato reproductivo funcionen de mejor forma. Consecuentemente con esto, regula los ciclos menstruales, sin embargo, debido a este último efecto, se recomienda que las mujeres embarazadas eviten consumir el té de artemisa, ya que el estímulo a la menstruación puede causar el aborto del feto o un parto prematuro.

También ayuda a sobrellevar los síntomas desagradables que genera la menopausia

 

  1. Fortalecimiento de los huesos

La alta concentración de minerales como el potasio, el calcio y el hierro en esta planta parecen traer beneficios para aumentar la densidad mineral ósea y prevenir enfermedades como la osteoporosis.

 

  1. Efecto diurético

Estimula la micción. Esta propiedad ayuda a eliminar las toxinas del organismo a través de la orina, además de evitar la retención de fluidos. Así, el consumo de té de artemisa está ligado a la limpieza y al mejor funcionamiento de los órganos como los riñones y la vejiga, lo que reduce las infecciones en el tracto urinario.

Además esta planta estimula la transpiración, lo que también contribuye a la eliminación de toxinas

 

  1. Fortalecimiento del sistema inmune

Contiene una alta cantidad de vitamina C que ayuda a estimular la producción de glóbulos blancos; células responsables de eliminar sustancias nocivas para nuestro organismo.

Además, contiene sustancias antioxidantes que colaboran a neutralizar la acción de los radicales libres, que pueden causar inflamación y debilitar la defensas del cuerpo, derivando en alguna enfermedad y/o daño celular.

 

  1. Salud de los ojos

La vitamina A encontrada en la artemisa es un fuerte antioxidante que ayuda a proteger la visión, puesto que deriva del betacaroteno que previene problemas como la degeneración macular y retarda el desarrollo de cataratas.

 

  1. Ayuda en complicaciones durante el parto

Además de ser usada para tratar cólicos menstruales, la artemisa puede ayudar a la hora del parto en aquellos casos en que el bebé no está en la posición correcta para nacer, lo que ocurre, aproximadamente, en 1 de cada 25 partos. Esta técnica se aplica en un lugar específico del cuerpo cerca de la uña en el dedo meñique del pie para aumentar la circulación sanguínea y la energía del cuerpo de modo que estimule los movimientos fetales.

Algunos autores identifican una práctica en la que las hojas de la artemisa se unen en forma de un bastón y se queman sobre la piel, este método es conocido como moxibustión, también llamado “acupuntura térmica”, los practicantes de esta técnica afirman que ella influye en la energía corporal y en la mejor circulación sanguínea.

En 1998 el Journal of ex Asociación Americana del Medican publicó un estudio que daba cuenta que en el 75% de 130 fetos analizados en posiciones invertidas se aplicó a las madres, durante el parto, este método de la moxibustión.

Otra investigación más reciente publicada en el 2012 en The Cochrane Database of Systematic Reviews, muestra que la hierba estimula el aumento de los movimientos fetales que ayudan al bebé a adoptar una posición adecuada para el parto. Sin embargo, los autores de este mismo estudio afirman que se deben realizar otros para probar estos beneficios.

 

  1. Salud de la piel y del pelo

Como la artemisa es capaz de mejorar la circulación sanguínea, puede hacer que un número mayor de nutrientes y oxígeno alcancen al cuero cabelludo, dejando el pelo más saludable, previniendo así su caída. Además, la presencia de la vitamina E ayuda a nutrir el cabello dejándolo más brillante .

Por otra parte los antioxidantes presentes en la planta contribuyen a mantener una piel lozana, evitando los daños causados por los radicales libres que pueden tender al envejecimiento precoz. Como también regula el ciclo menstrual, los problemas relacionados con el acné pueden mejorar.

 

  1. Acción calmante y tratamiento de los dolores articulares

Al aplicarse la técnica de la moxibustión, puede tratar algunas formas de artritis. Un estudio publicado en el New Zealand Medical Journal sobre esta técnica china avaló que fue utilizada en pacientes con osteoartritis, de los 110 participantes la mitad fue tratada con artemisia y la otra mitad con un placebo 3 veces por semana durante un período de 6 semanas. Los resultados mostraron que hubo una reducción del 53% en el dolor de los individuos del primer grupo y solo el 24% en el segundo. También se verificó una mejora en la función de la rodilla en hasta un 51% en el grupo tratado con la planta y sólo el 13% en el grupo tratado con el placebo.

También te puede interesar:  Propiedades del Propoleo, Extracto, Tintura, Crema, Preparados

A pesar de los resultados prometedores, se requieren más estudios en el tratamiento de la artritis.

 

  1. Tratamiento de cáncer y malaria

Estudios actuales indican que los componentes presentes en la artemisa llamados artemisininas pueden ser tóxicos para algunas células cancerígenas.

En una investigación publicada en 2005 por la revista Life Sciences, los científicos descubrieron que las células cancerosas contienen un mayor nivel de hierro que las células normales, lo que puede hacerlos más sensibles a la toxicidad de la artemisinina. Esto significa que dicho componente es una sustancia con potencial para actuar como un agente quimioterápico.

Más estudios e investigaciones están en la línea para comprobar y certificar la eficacia de la planta contra el cáncer.

Otros análisis sugieren que la artemisa puede ser útil contra la malaria.

 

  1. Pérdida de peso

La presencia de varias vitaminas del complejo B en la artemisa ayuda a acelerar el metabolismo; es decir aumentar la quema de grasa en el organismo lo que contribuye a la pérdida de peso.. Adicionalmente,  mejora la digestión y tiene un efecto diurético que ayuda a eliminar los fluidos acumulados en el organismo.

Otros usos

La artemisa parece tener propiedades alucinógenas y psíquicas, que pueden incluso hacer que los sueños sean más vívidos.

 

También se utiliza en la composición de algunas cervezas artesanales resultando un sabor ligeramente amargo cuando se mezcla con otras hierbas.

Efectos colaterales y cuidados

Los componentes de la planta también pueden ser tóxicos si  se usa excesivamente.

 

Los principales efectos colaterales asociados al uso de la planta incluyen:

  • convulsiones;
  • aborto;
  • dilatación de los vasos sanguíneos;
  • reacciones alérgicas.

El principal responsable de los efectos colaterales de la artemia es la tujona, una sustancia que puede ser tóxica en altas concentraciones.

A pesar de que hay informes de que la artemisa es segura cuando se ingiere en bajas cantidades durante la gestación, es importante que converse con su médico antes de comenzar el uso por su cuenta. El motivo de la precaución se debe a  que la tujona, es conocida por estimular la menstruación, lo que puede ser peligroso para gestantes debido al riesgo de aborto y de contracciones en el útero, generando complicaciones en el embarazo. Si usted oye a alguien diciendo que el té de artemisa aborta, crea.

 

También esté atento a los síntomas de reacciones alérgicas que incluyen estornudos, erupciones cutáneas, dermatitis de contacto, malestar gastrointestinal e hinchazón en la garganta, labios o lengua que causa dificultad para respirar. Generalmente, las personas que reaccionan a ciertos alérgenos con compuestos similares a los presentes en la artemisa pueden tener predisposición para reaccionar mal a la artemia. Estos alérgenos se encuentran en los siguientes plantas y alimentos:

  • castañas y avellanas;
  • cacahuates (maní);
  • brócoli;
  • apio;
  • zanahoria;
  • melocotón (durazno);
  • girasol y semillas de girasol;
  • manzana;
  • pimienta;
  • melones;
  • cilantro;
  • anís;
  • romero;
  • comino;
  • semillas de hinojo;
  • perejil;
  • margarita;
  • ambrosía;
  • crisantemos.

No es una regla, pero las personas sensibles a los alimentos, condimentos y plantas aquí mencionadas deben tener una precaución adicional al consumir artemisa por primera vez.

Dosificación

No hay una dosis ideal y considerada segura. Tradicionalmente, el principal uso de la artemisa es como un té. La técnica de moxibustión no está, del todo, comprobada científicamente y es difícil encontrar a alguien que sepa aplicar el método de la forma adecuada sin causar quemaduras y/o daños en la piel.

 

Es posible encontrar la artemisa en forma de hojas secas, hojas frescas, extractos líquidos o en polvo, cápsulas o bolsitas para la preparación de tés.

Los fitoterapeutas indican tomar hasta 2 tazas de té de artemisia al día. Como suplemento, es indicado verificar la información de la etiqueta o usar de 1 a 2 cápsulas al día.

Te de Artemisa - Qué es y para qué sirve

Té de artemisa

Para preparar el té, utilice aproximadamente 30 gramos de artemisa (1 a 3 cucharaditas de hojas secas o extracto en polvo o un puñado de hojas frescas) para cada 1 litro de agua hirviendo.

Hierva el agua y luego agregue la artemisa. Deje en el fuego por cerca de 10 minutos. Después de eso apague el fuego y deje en infusión de 5 a 10 minutos. Finalmente, basta con colar la bebida y tomarla.

Consejos finales

A pesar de que se requieren más investigaciones y estudios, algunos de estos comprueban los beneficios de la artemisa para tratar diversas condiciones de salud, principalmente las relacionadas con problemas gastrointestinales o cólicos menstruales.

Sin embargo, es importante consultar a su médico u otro profesional de la salud sobre la eficacia y seguridad de la hierba, principalmente para evitar reacciones alérgicas y complicaciones en el embarazo o la lactancia.

Ya habías oído hablar de estos beneficios de la artemia para la salud? ¿Has experimentado el té de esta planta? ¡Comenta abajo!