Desde el 2011, el grupo conocido “Guerrilla Grafters” viene secretamente (e ilegalmente) modificando árboles ornamentales a lo largo de las calles de San Francisco.

Estos amantes de la fruta tienen como misión injertar variedades frutales productivas en los árboles ornamentales de la ciudad, en un esfuerzo por promover un medio ambiente más sostenible.

En muchas ciudades, los urbanistas dicen que no se deben usar árboles frutales para prevenir que se acumulen los frutos caídos y la posibilidad de atraer insectos.

Y si bien las autoridades municipales ven los árboles como una molestia, este grupo rebelde agrícola los ve como una oportunidad para ofrecer un nuevo peral o manzano para alguien que anda por ahí.

Según su Web, ya han injertado alrededor de 50 árboles en el área.

El proceso de injertar es muy simple, se toma una rama de un árbol frutal, se inserta en el árbol y se sostiene con cinta adhesiva.

El grupo pretende transformar las calles de la ciudad en bosques comestibles.

Aunque, técnicamente ilegal, este movimiento es radical, pero pacífico y es un paso en la dirección correcta, haciendo llegar alimentos saludables a todo el mundo.

gg1

gg2

gg3

gg4

gg5

A flowering apple tree in Oakland, Calif. with two successful grafts from an apple tree which bears fruit.

gg7

gg9

gg10

Lista de compatibilidad de injertos en frutales