Con tantos ingredientes tóxicos en los artículos para el hogar comprados en la tienda en estos días, es una buena idea invertir en ti mismo y hacer tus propios productos caseros. Esto incluye el detergente para platos hecho en casa, cuya versión convencional contiene muchos ingredientes dañinos. Además, estos ingredientes no solo dañan sus manos, sino que también se van por el desagüe y afectan nuestro medio ambiente. Hacer sus propios productos de limpieza puede ofrecer muchos beneficios, entonces, no solo para su familia y su hogar, sino también para otros.

Ingredientes seguros pero eficaces

Esta receta de jabón para platos utiliza los poderes antibacterianos de los aceites esenciales y las capacidades de limpieza suaves de ingredientes como el jabón de castilla. Tanto el limón como la lavanda entran en este jabón para platos, y cada aroma (picante y dulce) se complementa perfectamente. Para aprender a hacer detergente casero, lea a continuación.

Aquí están los fantásticos y poderosos ingredientes del detergente casero:

Jabón de castilla

Si se está preguntando cómo hacer un detergente casero, sepa que el jabón de castilla es imprescindible. El jabón de castilla es fantástico para los productos de limpieza hechos en casa. Es suave, puro y se puede usar tanto en para lavar ropa como en este detergente para platos hecho en casa. El Jabón de Castilla es tan suave que incluso se puede usar en champús y jabones para manos, tanto para adultos como para bebés. Realmente es un producto versátil, seguro y ecológico.

Jabón de plato hecho en casa con aceites esenciales

Aceite esencial de limón

Con su poder para cortar la grasa, combatir las bacterias y su fantástico aroma a cítricos, el aceite esencial de limón es un ingrediente ideal en su detergente hecho en casa. De hecho, el aceite esencial de limón es uno de los principales aceites esenciales antimicrobianos disponibles. Te hará sentir vigorizado mientras lavas los platos, y después, también. ¡Pienselo como un baño de spa para sus manos! ¡Su nuevo detergente olerá tan bien que puede ser que se ofrezca como voluntario para lavar los platos!

Jabón de plato hecho en casa con aceites esenciales

Aceite esencial de lavanda

A menudo se agrega a los detergentes para platos convencionales, y por una buena razón. Se asocia con la delicadeza, tiene capacidades antioxidantes y huele muy bien. La ventaja es que mientras se lava, las propiedades antioxidantes pueden filtrarse en su piel, lo que beneficiará su salud. Y las cualidades terapéuticas de la lavanda te ayudarán a entrar en un estado de calma, algo que puedes necesitar mientras completas la tarea. La lavanda tiene capacidades poderosas para calmar y tratar la ansiedad.

Cómo hacer detergente en casa

¿Estás listo para aprender a hacer detergente casero? ¡Arremangarse!

Que necesitarás:

  • 1 taza de jabón de castilla liquido
  • ¼ taza de jabón Castilla rallado
  • 4 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • 115 ml de agua purificada
  • 30 gotas de aceite esencial de limon
  • 30 gotas de aceite esencial de lavanda (opcional, romero)

Indicaciones:

  1. Coloque el jabón rayado y la soda en un tazón, mezcle.
  2. Lleve el agua a ebullición, luego vierta sobre el jabón rayado y la soda, mezcle.
  3. Añadir los ingredientes restantes, mezclar bien.
  4. Permita que el detergente casero se enfríe, revolviendo ocasionalmente.
  5. Vierta el detergente casero un dispenser.