Joven crea bolsas que al caer al mar se disuelven sin causar daño al medio ambiente

La compañía, Avani Eco con sede en Bali, ha creado una bolsa que se ve y se siente como plástico, pero es completamente degradable y compostable.

También se disuelve en agua, por lo que si los animales se lo comen, no causará ningún daño. Es tan seguro, de hecho, que los humanos podrían incluso tragárselas. Las bolsas están hechas de yuca, la raíz vegetal que es un alimento básico en la dieta de muchos en África, América Latina y Asia.

El problema mundial de los plásticos:

La contaminación plástica es un problema en todo el mundo. Cada año, al menos 8 millones de toneladas de plásticos llegan al océano, el equivalente a tirar el contenido de un camión de basura al océano cada minuto. La vida marina y las aves mueren al comer plástico o al enredarse en él.

Es un problema enorme, pero que ha llevado a muchos a intentar encontrar una solución. Cómo es el caso de Kevin Kumala, Queriendo detener la contaminación plástica en los mares y en las playas, el joven biólogo balinés diseñó bolsas 100% biodegradables hechas de almidón de yuca.
Avani se fundó en 2014. Kevin Kumala, co-fundador, tiene experiencia en biología, medicina y gestión empresarial. Junto con Daniel Rosenqvist, quieren resolver el problema mundial de los residuos plásticos.
El representante de Avani Eco Middle East agregó: «Como parte de nuestro lanzamiento, también presentaremos la cartera completa de productos ecológicos de Avani, que incluyen artículos para el hogar a base de fibra de caña de azúcar, popotes de maicena, tazas de café de papel y maicena y cubiertos de madera».

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.