Las misteriosas piedras vivas de Rumania: crecen, respiran y se reproducen

Estas extrañas formaciones fueron nombradas como Trovants. La ciencia explica que su comportamiento está relacionado con los minerales que las componen.

Las Trovant de Rumania son un fenómeno geológico asombroso, que se encuentra en un pequeño pueblo llamado Costesti.

Aunque a simple vista pueden parecer piedras normales, los minerólogos descubrieron los secretos que las convierten en un tesoro sin igual.

Las piedras se componen principalmente de un núcleo de piedra dura, y el resto está compuesto de arena, dispuesta alrededor de su corazón a modo de caparazón. De acuerdo a los especialistas, tendrían una antigüedad de 6 millones de años.

Las trovants tienen una estructura similar a la de los anillos circulares que va formando el tocón de un árbol.

Después de cada fuerte precipitación, las Trovant absorben los minerales de la lluvia, que a su vez se recombinan con los productos químicos ya presentes en la piedra. Al formarse una reacción y presión espontánea en el interior, la roca crece desde el centro hasta sus márgenes y se multiplica.

Las Trovant no solo son extraños debido a su estructura y capacidad de crecer y multiplicarse. También pueden moverse de un lugar a otro. Para los especialistas, una de las razones tendría que ver con el aumento de la masa en un lado, ya que esto generaría que se incline hacia delante toda la piedra.

Algunos investigadores sostienen que las piedras pueden «reproducirse e incluso respirar», aunque aclaran que estos procesos suceden en una escala micro, entre dos días y tres semanas por «respiración». Es más, hasta aseguran que tienen un extraño pulso que puede detectarse utilizando un equipo de alta sensibilidad.

Cada vez son más los curiosos que quieren «sentir la energía» de estas «piedras mágicas». Más allá de toda especulación, los científicos las etiquetaron como formas inorgánicas de vida.

Fuente: https://www.traveliing.com/

 

 

Catalina Zimmermann

Fotógrafa, le encanta leer y escribir sobre temas ambientales y, por esta razón, ha estado escribiendo para "El Horticultor" desde 2018.