Borrador automático

Bajo una nueva ley en Filipinas, los estudiantes deberán plantar al menos 10 árboles para que se les permita graduarse de la escuela primaria, la escuela secundaria y la universidad.

Probablemente al momento de graduarte te exigían algunos papeleos en tu escuela, antes de recibir el anhelado diploma, pero en Filipinas las reglas son muy diferentes y ahora quien quiera recibir su título estudiantil deberá cumplir un requisito a favor del medioambiente.

Después de tres sesiones, la cámara de representantes, aprobó la ley que exige que todos los estudiantes que van a graduarse de primaria, secundaria o universidad deben plantar al menos 10 árboles para poder recibir su diploma. La “Ley de legado de graduación por el medioambiente” podría impulsar la plantación de 525 mil millones de nuevos árboles por una sola generación.

“Con más de 12 millones de estudiantes graduándose de primaria, cerca de cinco millones de estudiantes graduándose de secundaria y casi 500 mil saliendo de la universidad cada año, esta iniciativa, si es adecuadamente implementada, asegurará que al menos 175 millones de nuevos árboles serían plantados cada año”, expresó el precursor y representante, Gary Alejano.
Los estudiantes deben plantar los árboles en tierras boscosas, reservas civiles y militares, sitios mineros inactivos o abandonados y áreas protegidas o que se rijan por los planes medioambientales de gobiernos locales. Con una tasa de supervivencia del 10%, esta ley permitiría que 525 millones de árboles pasen a formar parte del paisaje.

Gracias a esta nueva ley, el país pretende mejorar su situación forestal, pues sus bosques han pasado del 70% al 20% durante el siglo XX. La tala ilegal es uno de los mayores problemas del país, pues esta escasez de árboles aumenta el peligro ante las inundaciones y los deslizamientos de tierra.
También te puede interesar:  ELF, la nueva bicicleta eléctrica con techo solar incorporado