Los paneles solares son uno de los sistemas más utilizados para producir energía sin causar daños al medio ambiente. Este tipo de láminas se han estado usando desde hace ya varias décadas, y son muchos los países que confían en la luz solar para generar energía eléctrica. En este sentido, nos encontramos ante una tecnología que cada día avanza más, y no para de evolucionar. De allí que el científico mexicano Adan Ramírez, haya sido galardonado recientemente por sus investigaciones sobre paneles solares biotecnológicos.

La hazaña de Adan Ramírez, los paneles solares biotecnológicos

En primer lugar, los módulos solares captan la luz del sol y la convierten en energía fotovoltaica. Para conseguirlo, los paneles solares suelen estar hechos de láminas de silicio, que se encargan de recoger y procesar la radiación solar.

Sin embargo, este no es el único material del que pueden estar hechos los paneles solares. El futuro se acerca a pasos agigantados. Como el cuidado de nuestro ecosistema es uno de los temas que más se proyectan en los años venideros, no es de extrañar que los módulos solares también sean ecológicos y biodegradables.

Esta fue la inspiración del joven mexicano Adán Ramírez. Él no solo revolucionó el modo en que se fabrican los paneles solares, sino que hizo que estos sean capaces de producir oxígeno. ¿Cómo? ¡Utilizando algas!

Sí, aunque parezca increíble, este estudiante del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Estados Unidos, descubrió la manera de diseñar y fabricar paneles solares con algas marinas. Este maravilloso hallazgo lo hizo ser elegido como uno de los principales innovadores menores de 35 años en toda América Latina.

También te puede interesar:  SunUp: el panel solar que se puede acoplar a la mochila

paneles solares biodegradables

Beneficios de estos paneles

Entre los beneficios de las láminas solares creadas por Ramírez, podemos destacar su compatibilidad con el medio ambiente. Esto se debe a que, al estar compuestas por partículas de carbono y microalgas, son completamente biodegradables y no generan ningún tipo de contaminación.

Así mismo, otra gran ventaja de este tipo de paneles es que, al estar hechos a base de plantas marinas, realizan el proceso de fotosíntesis como lo haría cualquier otra alga. Esto los convierte en paneles biotecnológicos, que no solo generan luz solar y oxígeno, sino que también limpian el aire.

paneles solares biodegradables

¿Cómo utilizar los paneles solares biotecnológicos?

Estos paneles solares pueden ser instalados en oficinas, espacios techados o al aire libre. No obstante, se debe tener especial consideración con el hecho de que el material principal de estas láminas son las algas. Por lo tanto, los paneles pueden ser algo frágiles, y no deben ser manipulados de forma brusca o áspera. Además, su diseño estético es audaz, y se adapta a decoraciones modernas o minimalistas.

paneles solares biodegradables

El caso de Adán Ramírez y sus paneles solares biotecnológicos nos recuerda la necesidad de seguir innovando de manera equilibrada con el medio ambiente. De esta manera, se logrará el objetivo de que nuestro planeta siga siendo un lugar hermoso y seguro para vivir. Finalmente, los jóvenes investigadores cada día están más involucrados en la conservación del medio ambiente, y en sus ideas pueden estar las herramientas indispensables para continuar trabajando por un futuro más verde y limpio.